Fraternidad, pasión y fútbol

Letras y deporte

Fraternidad, pasión y fútbol

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Buffer 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El fútbol bajo el cielo francés alcanza cada temporada un sigiloso devenir de acciones que catapultan la pasión de toda una sociedad acostumbrada a la alta competencia. Por años el entorno que rodea al añejo campeonato galo solo ha sido clasificado como una vasta academia formativa capaz de abastecer a sus contrapartes europeas.

     Desde aquel 1894 en que se inauguró de manera amateur el torneo local ocho equipos, se establecería la ruta a seguir en años venideros para una naciente federación francesa que vio en 1919 la fecha de su creación, así como la coalición de los variados campeonatos regionales hasta conformar la copa de Francia, que por más de doce años tomó la hegemonía de ser el torneo referencial. En 1932 se instauró la liga denominada Championnat National; conformada por dos grupos de diez equipos que originaron al primer monarca, Olympique Lillois. Una temporada más tarde, tomaría el nombre de División 1 y se consolidaría bajo este mote hasta el segundo año del siglo XXI.

        En el transcurso del tiempo, han sido numerosos los cambios que han forjado el carácter y la evolución de este medio futbolístico, que ha encauzado su visión hacia latitudes fuera de lo ordinario, hasta convertir las divisiones profesionales en semilleros inagotables que han obsequiado un valor incalculable  a los equipos integrantes de la máxima categoría.

         Nombres que a lo largo de los campeonatos han quedado plasmados en la memoria colectiva; jugadas, records, triunfos, títulos e innumerables acciones que pululan las vibraciones al máximo en todas las gramas alrededor del país.

      Herencia mítica desde aquella generación del State Reims que obtendría las primeras victorias, tanto locales como internacionales, en la naciente copa de Europa en la década de los 50’s, que disputó palmo a palmo ante el otrora pentacampeón Real Madrid. Sería alma mater de muchos jugadores que formaron parte de la era generacional brillante del fútbol francés; miembros como Roger Marche, Raymond Kopa, Just Fontaine, Jean Vincent, Robert Jonquet, Armand Penverne, Dominique Colonna y Roger Piantoni que ayudaron a Francia a alcanzar las semifinales en la Copa Mundial de la FIFA 1958.

           Así como la hegemonía del color verde que representa a la entidad deportiva tiene su origen en las cercanías de Ródano-Alpes, el Association Sportive de Saint-Étienne formaría la secuela de triunfos que lo catapultaron hacia el tetracampeonato consecutivo en las campañas 1964, 1967, 1968, 1969 y 1970, 1974, 1975, 1976, para cimentarse como el máximo ganador de la liga profesional de Francia hasta el momento. Además de contar con el subcampeonato de la copa de Europa, misma que caería ante el Bayern Munich de la mano de históricos jugadores como Hervé Revelli, René Domingo, Salif Keita, Jacques Santini, Dominique Rocheteau, Michel Platini y Johnny Rep.

       Aunque la máxima gloria vendría con el equipo que tiene su sede en el puerto más importante del país; el Olympique de Marsella se ha situado desde su fundación como el mayor precursor de aficionados. La leyenda de la oncena con la playera blanca se ha forjado gracias a jugadores como Gunnar Anderson, Bernard Tapie, Jean-Pierre Papin, Alain Giresse, Enzo Francescoli, Éric Cantona, Dragan Stojkovic, Rudi Völler y Alen Boksic, que han conjugado la historia del club con la adquisición de los nueve títulos de liga junto a la obtención de la copa de Europa en 1993.

          El proceso que ha desarrollado a la liga se ha conformado por las variadas etapas de éxito en distintas latitudes del país, fácilmente identificables en el nombre de instituciones como  el F.C. Nantes, ganador de ocho títulos, tres copas, además de ostentar su reputación con un espíritu colectivo, propugnado principalmente en su prolífica cantera de juveniles, de la que han salido jugadores como Marcel Desailly, Didier Deschamps, Mickaël Landreau y Christian Karembeu.

      A las épocas de gloria y momentos de clímax profesional de los anteriores, se debe observar la particularidad que ha emergido desde los heptacampeones nacionales bajo el nombre  de Association Sportive de Monaco Football Club y el Olympique de Lyon, ambas escuadras que consolidaron un andar triunfal en distintos tiempos.

   Los primeros en las temporadas 1960-61, 1962-63, 1977-78, 1981-82, 1987-88, 1996-97 y 1999-2000, con hombres como Jean-Luc Ettori, Claude Puel, Manuel Amoros, Michel Hidalgo, Delio Onnis, Youri Djorkaeff, Lilian Thuram y Thierry Henry. por su cuenta, el cuadro de la ciudad de Lyon se ha forjado en la inmediatez del nuevo siglo gracias a los títulos consecutivos en 2001-02, 2002-03, 2003-04, 2004-05, 2005-06, 2006-07, 2007-08, otorgando a Serge Chiesa, Grégory Coupet, Juninho Pernambucano, Fleury Di Nallo, Bernard Lacombe, Florent Malouda y Karim Benzema como el grado más alto entre los baluartes históricos de la entidad.

          En las condiciones de un campeonato que toma vicisitudes poco usuales, se ha encontrado la respuesta idónea desde la capital; el París Saint-Germain retomó la revolución que aniquilaría toda posibilidad de campeonar de los demás equipos. A los títulos conseguidos en 1985-86 y 1993-94, se han conjuntado cuatro recientes en el mismo número de años: 2012-13, 2013-14, 2014-15, 2015-16, además de la copa 2014-15 y supercopas de Francia en 2013-14, 2014-15.

      Bajo la consigna de una nueva gerencia deportiva que ha acarreado a los más renombrados jugadores de la actualidad, por lo que en las próximas temporadas el destino y meta del equipo se ve encarrilado hacia la obtención del título continental.

Solo nos resta esperar el nivel que pueda presentar el equipo de la ciudad luz en el resto del continente.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


ocho × = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>