Movilización policiaca, rumores, incertidumbre, desesperación y llanto; así fue la tarde del viernes en la penal de Ciudad Guzmán

Especiales

Movilización policiaca, rumores, incertidumbre, desesperación y llanto; así fue la tarde del viernes en la penal de Ciudad Guzmán

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Buffer 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

4:30 de la tarde del 20 de octubre. El primer rumor comenzaba a correr: un motín causó la muerte de tres reclusos.

5:30 de la tarde. EL presunto motín llegó hasta los oídos del Fiscal Eduardo Almaguer, quien llegó a CEINJURE Ciudad Guzmán a bordo de un helicóptero. En el lugar ya lo esperaban más de medio centenar de patrullas y más de cien policías del mando único del estado, entre ellos, antimotines ya preparados para actuar.    

Fuera de las instalaciones, tras el cintillo rojo que indicaba peligro, y la guardia de al menos tres policías, justo en la sombra que brindaba un árbol y el techado de una lonchería, estaban los familiares de varios reclusos; era viernes, día de visita conyugal.

 

22686518_1543752919018692_1252553501_n

Ante los rumores y la falta de información oficial, los familiares  caían en la desesperación; la incertidumbre sobre quienes y cuántos reclusos habían fallecido, llevó a las lágrimas a mujeres, que comenzaron a imaginarse lo peor.

Ahí el rumor del presunto motín crecía, incluso había quien aseguraba que la cifra de muertos había incrementado a cinco; se respaldaban para esas afirmaciones al mirar el operativo que la policía estatal estaba ejecutando.

Dentro de ese perímetro delimitado por el cintillo rojo de “peligro”, los policías corrían de un lado a otro en fila; otros tenían formación en media luna, listos para recibir órdenes de ingreso; unos más llegaron acompañados con perros, sí, no sólo había uniformados antimotines listos para la acción, también perros antimotines.

 

DMoUqMZUIAAFQxx

 

La tensión creció cuando cerca de que la noche cayera, llegaran un par de vehículos del ejército cargados con militares, todos armados. Los familiares, quienes esperaban ver a los presos y llevarles un bocado diferente al que comen día a día en prisión, continuaban con los nervios y la desesperación a no tener noticias oficiales.

Incluso debatían entre cuestionar o no a los periodistas sobre el suceso, algunos ya no confían en los medios de comunicación, ¿por qué será? los medios de comunicación fueron los primeros en esparcir los rumores.

El whatsapp fue el medio para que la información extraoficial llegara a manos de propios y extraños.

Mientras algunas personas pedían silencio para que los periodistas no escucharan la plática, otros se animaron a charlar unos minutos con los reporteros, pero como ciudadanos, no como medios de comunicación; las cámaras y micrófonos no participaron. Las personas sólo querían saber si la fiscalía ya tenía un reporte oficial a través del periódico, la radio o la televisión.

Pero ese reporte no existía…

Así transcurrió el tiempo, y fue hasta las 8:30 de la noche que Almaguer, el fiscal general del estado, salió a dar la cara… a los medios de comunicación, no a los familiares.

“Primero decir que el tema está controlado, en un primer momento hubo una riña entre internos, en uno de los dormitorios, lamentablemente esta riña tuvo un saldo de tres internos fallecidos. Estos internos estaban purgando una condena, dos de ellos por secuestro y uno de ellos por asalto”, dijo el fiscal al negar los rumores de motín.

Al hacer esta afirmación fue cuestionado del porqué del operativo donde participó personal antimotines, esto comentó, fue solo protocolo.

“Ante la situación que prevalecía, y si bien estaba controlado, consideramos la necesidad de hacer un ingreso para garantizar esa estabilidad y que efectivamente todo estuviera en calma y estar valorando el traslado de algunos internos que garantice también la estabilidad y tranquilidad de este reclusorio”.

 

El fiscal puntualizó que es un hecho aislado donde falló el accionar del los custodios quienes “no pudieron ingresar de inmediato al dormitorio para poder contener esta riña”, pero que continúan con las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Además aseguró que en lo que va desde que tomó el mando de la fiscalía, no había sucedido un acontecimiento de esta naturaleza en ningún reclusorio del estado.

Al final hubo tiempo hasta para bromear con los periodistas “aquí sí  me tratan bien, voy a cambiar mis oficinas a Ciudad Guzmán”.

Los familiares, quienes pedían ser prioridad en información para tener certidumbre de los hechos, fueron dejados al final, pero su rostro cambió cuando les confirmaron que la visita conyugal podría concretarse, ya que todo había sido controlado.

El reporte final fue que los reclusos “comenzaron a discutir entre ellos. Tras la agresión, los lesionados fueron trasladados al área médica, en donde fallecieron mientras recibían atención médica. Los fallecidos identificados como (por políticas del medio omitimos los nombres y edades de las víctimas) y fueron remitidos al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses”, puede leerse en el comunicado oficial.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


5 × ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>