Ojos de Videotape

Entretenimiento

Ojos de Videotape

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Buffer 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Ánimas Trujano

Visionario y arriesgado siempre fue el director Ismael Rodríguez, una de las más grandes leyendas del cine mexicano por realizar películas taquilleras como “Nosotros los pobres”, “Los tres García” y “Dos tipos de cuidado”, a él se le debe el tener juntos en pantalla a Pedro Infante y a Jorge Negrete, a Dolores del Río y a María Félix, actores y actrices que son íconos de la Época de Oro del cine en nuestro país.

Tras ver “El hombre del carrito” de Hiroshi Inagaki y después del fallecimiento de Pedro Infante, a Ismael Rodríguez se le ocurrió viajar a tierras niponas para entrevistarse con el reconocido actor Toshirō Mifune, quien gozaba ya de fama internacional y que a la fecha, para algunos es el mejor actor de todos los tiempos.

En el mes de abril de 1961, Mifune aterrizó en México con un montsuki haori hakama (traje tradicional japonés) declarando que llegaba para trabajar con Ismael Rodríguez en la película “Ánimas Trujano”, cuando los periodistas le preguntaron por qué había decidido actuar en México, Mifune contestó que Ismael lo había convencido, además le encantaba la idea de trabajar en un bello país de enorme tradición y que el personaje que interpretaría, le pareció muy humano al igual que la historia.

De samurái a indio zapoteco, Toshirō Mifune demostró por qué se le considera como uno de los mejores actores del siglo XX. Él como protagonista, al lado de Columba Domínguez, Flor Silvestre y Antonio Aguilar, desarrolla a un personaje que retrata todas las peores facetas del hombre indígena, pero sobre todo, los antivalores de una sociedad egoísta y sumida en la ignorancia, en contra parte, su mujer Juana (Columba Domínguez), delicada, trabajadora, leal y fuerte, representa la virtud de un pueblo fiel a sus valores y a sus costumbres, que soporta las vicisitudes cotidianas y logra salir adelante de manera estoica y cuidando siempre la dignidad de su familia.

La actuación de Mifune resalta, como lo deseaba Ismael Rodríguez, por su alto realismo, y aunque no logra sus diálogos con un impecable acento español, circunstancia que impulsó la participación de Narciso Busquets para el doblaje, Mifune demostró su capacidad para expresar facial y corporalmente emociones que nos hacen odiarlo, compadecerlo y hasta reírnos de la caricatura que hace de su personaje. Su maldad, egoísmo, pereza, lascivia y deseos de grandeza, le acarrean el repudio de todo un pueblo que se queda atónito a la hora en que el personaje se transforma.

El mayor interés de Ismael Rodríguez era internacionalizar el cine mexicano, objetivo que cumplió ya que Mifune era reconocido en su país, en Estados Unidos y Europa, la cinta alcanzó un premio en San Francisco y es de las primeras películas mexicanas en ser nominadas a mejor película extranjera en los Globo de Oro y los Premios Óscar.

“Ánimas Trujano” es un drama con tintes cómicos, una película costumbrista que nos remonta a las tradiciones de cada Estado, cada pueblo, cada hogar que guarda sus creencias en el sincretismo, en la fusión de dos o más culturas. Es una película imperdible para todo amante del cine nacional, como lo son los clásicos: “Macario” de Roberto Gavaldón y “Los olvidados” de Luis Buñuel.

La arriesgada visión de Ismael Rodríguez de hacer que Toshirō Mifune cambiase el traje de samurái por el de indígena oaxaqueño, es una de las tantas acertadas decisiones que el director tuvo a lo largo de su carrera, equiparable tal vez, a la de Alejandro González Iñarritu y su audacia al convencer a Leonardo DiCaprio para reflejar la crudeza de un ambiente inhóspito en “El renacido”, aunque en este caso, Ismael reta a Mifune para que represente a lo más marginado y resentido de una cultura sometida por siglos.

Genio entre genios, Ismael Rodríguez dejó un legado del que muchos nuevos y consagrados directores de cine siguen aprendiendo, y no nos queda más que aventurarnos como espectadores y ver por qué se le considera una de las grandes leyendas del cine de nuestro país, leyenda de largometrajes altamente repetidos en la pantalla chica (“La oveja negra”, “ATM a toda máquina!” o “Tizoc”) y que hoy te dejamos con una de sus películas más importantes a nivel internacional que no tienen la popularidad de otras en su filmografía en México, “Ánimas Trujano (El hombre importante)”, pero que sin duda es una escondida joya del cine mundial.

 

Ver película aquí

 

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


seis + 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>