Una semana de brigadista, parte III

Especiales

Una semana de brigadista, parte III

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Buffer 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Domingo 1 de octubre

A las 7 de la mañana me despertaron las voces de mis compañeros organizando un rally para los niños, como ya no me pude dormir pues escuché todos sus planes.

A las 10  de la mañana me fui al albergue y me enteré de que esperaban la visita de la esposa del gobernador Graco Ramírez.

A las 11:30 llegaron tres camionetas de la policía única de Morelos y a las 12 del día llegó la esposa del gobernador, bien escoltada.

En el albergue escuchó las necesidades y habló sobre el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) para la reconstrucción de viviendas. Entregó dos sillas de ruedas y tres cunas para bebés. Antes de que ella se despidiera llegó un mariachi conformado por puros policías, entraron tocando la canción de cielito lindo.

Después de unas fotos y cantar acompañada de varia gente del albergue, se retiró la esposa del gobernador.

El mariachi se quedó en el albergue tocando más canciones y canté con ellos la canción de Guadalajara.

Cuando se retiró el mariachi, me puse a ayudar a separar y clasificar alimentos.

A las 2 de la tarde llegó al lugar un grupo de motociclistas que venían desde la Ciudad de México, Sinaloa y Cuernavaca, con sus motos cargadas de despensa para el albergue y también una camioneta que cargaba aún más despensa para los damnificados.

Solo descargamos sus motos y la troca que traía los víveres y ellos se retiraron de una manera muy rápida.

De nuevo todos regresamos a nuestras actividades, observe como el comandante encargado del albergue, capacitaba a los brigadistas que tenían por nombre las hormigas, les enseñaba técnicas de primeros auxilios, ese grupo estaba muy bien organizado.

En el albergue se acondicionó una cocina, baños, cuartos para los albergados, un área de capacitación y un área para que los niños jugaran.

Realizamos el rally y a mí me tocó la dinámica de amarrados, que consiste en atar el pie de un niño al pie de otro y caminar por una línea pintada con gis.

Al terminar la dinámica, los niños fueron a un área en donde había muchos juguetes que ellos podían adquirir por los puntos que habían juntado.

Salí a las calles y ubiqué dos historias, dos personas que me darían información al siguiente día.  Seguí caminando y tomando fotos y me encontré con varios letreros que agradecían a todos los brigadistas que llegaban a ese pueblo.

Calló la noche y de nuevo a cenar los mismos tacos, a bañarme y dormir.

Lunes 2 de octubre

Desperté y me fui a desayunar rápido para ir a realizar mis entrevistas.

Fui a realizar mi trabajo, conocí dos historias distintas, pero a la vez una historia formaba parte de la otra, me di cuenta de que esas personas tenían traumas ocasionados por el temblor, que la economía había bajado y de una serie de cosas que no se cuentan en la televisión.

Después de varias horas platicando con esas personas regresé al albergue a la hora de la comida para alimentarme y ayudar en lo que se necesitara. El tiempo se me pasó volando y alrededor de las 7 de la noche me fui de nuevo a cenar taco. Cuando terminé regresé al albergue a despedirme de todas las personas para irme a la casa a bañar y dormir porque el siguiente día salíamos a las 6 de la mañana.

Ya en la casa hice mi maleta y me dormí para descansar un rato.

Martes 3 de octubre

A las 5 de la mañana desperté para acomodar todo lo que me pudiera hacer falta y estar listo porque en una hora más llegarían dos trocas por nosotros.

Al llegar la camioneta todos nos subimos y nos fuimos con destino a Cuernavaca en donde nos esperaba el camión para trasladarnos a Guadalajara.

Ya en Cuernavaca nos encontramos con los brigadistas de Jojutla y Zacatepec Morelos y subimos todo al camión para después ir a almorzar todos.

Después de unos chilaquiles que comí, aborde el camión al igual que todos y nos pusimos en marcha hacia la ciudad de Guadalajara.

Llegamos a la ciudad de Guadalajara a media noche y nos metimos al hotel en el que pasaríamos la noche. Dentro del hotel nos esperaba una cena, para mi demasiado fina que por cierto solo comí muy poco porque no estoy familiarizado con esos sabores.

Al terminar de cenar me bañé y me dormí, al día siguiente teníamos que ir a Rectoría General a las 9:30 de la mañana.

-----------Publicidad----------

———–Publicidad———-

Miércoles 4 de octubre

El último día de actividades, a las 8 de la mañana bajé de mi cuarto hacia la cocina buffet del hotel a desayunar, cuando terminé solo subí a recoger mis cosas para irme a Rectoría General.

En ese lugar tuvimos una reunión con todos los brigadistas de Morelos y Oaxaca,  realizamos una retroalimentación y compartimos experiencias.

Entregaron  reconocimientos y medallas por parte del programa Letras Para Volar, dirigido por la presidenta del programa Patricia Rosas. Dieron de obsequio un libro para cada brigadista y posteriormente concluyó la sesión y  con ello  las labores como brigadistas.

Ya una vez fuera de rectoría nos tomamos la foto del recuerdo y todos subimos a los camiones con destino al CUSur.

Al llegar a la universidad cada uno bajó sus cosas y todos nos despedimos.

Así fue como terminé mi viaje.  Al bajar del camión solo quería descansar así que me fui a mi casa a dormir, en mi mente solo pensaba que era apenas el principio de un gran trabajo y esfuerzo que debe realizar el país para apoyar a los que necesitan y como periodista es hora de empezar a contar historias reales, de personas reales, con casos reales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


7 − = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>