En Jilotlán no hay crisis, “solo son amenazas a candidatos”, dice Alfaro

Seguridad

En Jilotlán no hay crisis, “solo son amenazas a candidatos”, dice Alfaro

El gobernador Enrique Alfaro Ramírez reviró sobre las críticas respecto a la inseguridad en la que se encuentra inmerso el estado de cara a la elección del 6 de junio. Reafirmó que solo en Jilotlán de los Dolores han tenido eventos extraordinarios con la renuncia de todos los candidatos. Excepto uno, a la presidencia municipal.

Sin embargo, pese a esto, rechazó que se trate de una crisis de seguridad en este municipio del sur de Jalisco. “Solo son amenazas” a los candidatos, aseguró.

“Contrario a lo que se ha dicho y se ha especulado, no hay una crisis de seguridad (en Jilotlán de los Dolores). Lo que hay son amenazas específicas contra los candidatos. Se dieron una serie de circunstancias que hicieron que los candidatos de todos los partidos renunciaran. Menos uno, curiosamente. Por supuesto es un tema que se está abordando en la mesa estatal de seguridad con autoridades federales para investigar lo que ahí está pasando”, afirmó en entrevista con medios de comunicación en Puerto Vallarta.

Añadió que las amenazas son elementos que persisten en cada proceso electoral. Si algún candidato llega a temer por su seguridad, podrá solicitar apoyo al Estado para tener personal de resguardo. Hasta el momento, no hay solicitud alguna, detalló. Ni siquiera Pablo Lemus, el más reciente caso, pidió guardias.

“Estamos viviendo tiempos complicados. Estamos en los últimos días del proceso electoral y por supuesto que debemos estar muy atentos y garantizar que, si alguno de los candidatos o las candidatas, sienten que haya que implementar una medida adicional, el Estado pueda garantizar esta posibilidad. Estamos muy atentos a lo que sucedió con Pablo. Pero también en lo que ha pasado con candidatos de otros partidos políticos”.

Van tres víctimas

Pese a que el Observatorio Electoral de la Universidad de Guadalajara (UdeG) documentó que la violencia alcanzó ya a tres aspirantes y a las denuncias de inseguridad en municipios como Tecalitlán y Cañadas de Obregón que los partidos han realizado, el gobernador no ve más puntos rojos dónde poner la atención en el proceso electoral.

Los tres casos documentados por el Observatorio de políticos víctimas del crimen son Alfredo Sevilla Cuevas de Movimiento Ciudadano, precandidato en Casimiro Castillo y Analuci Martínez Saldívar, precandidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia municipal de Cuquío. Fueron asesinados. Mientras que Álvaro Madera López, precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía de Mezquitic, fue víctima de desaparición forzada.

En el caso de Jilotlán de los Dolores, se tiene el antecedente en 2018 del asesinato del entonces candidato a la reelección por Movimiento Ciudadano, Juan Carlos Andrade Magaña. Fue baleado días antes del inicio de la campaña electoral. Ahora, solo Morena mantiene firme su planilla rumbo al 6 de junio. El resto, no registró o la dieron de baja tras amenazas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.