Mujeres Zapotlenses incursionan en negocio de transportes

Social

Mujeres Zapotlenses incursionan en negocio de transportes

Por: Dayanna González y Victoria Mayoral.

Patricia de la Torre Pérez, es una mujer emprendedora que decidió junto con Luis un amigo cercano, crear una compañía de servicio de transporte en el municipio de Zapotlán el Grande, Jalisco. Aun cuando hay suficientes compañías relacionadas a lo mismo, no desistieron de su iniciativa pues sabían en su capacidad de generar confianza.

Para Patricia, lo más importante es la seguridad de sus clientes, por ello es que se mantiene exigente a la hora de elegir a los choferes que entran a trabajar a su compañía. Nos reunimos con ella en las instalaciones de su oficina para platicar acerca de las medidas de seguridad empleadas para la protección de sus clientes y choferes. Así también, nos habló sobre cómo surgió la idea de formar su negocio y su experiencia como conductora.

¿Cuánto tiempo lleva trabajando en este ámbito?

Patricia: “Alrededor de cuatro años trabajando en brindar servicio de transporte a las personas, pero para mi compañía apenas hace un año”.

¿Requirió alguna capacitación previa?

Patricia: “Sí, al entrar estuve una semana de prueba donde me gané la confianza de la plataforma en la que trabajaba y fue así como aprendí de todo esto, a usar las aplicaciones y a saber cómo atender a las personas que nos requieren”.

¿Qué la llevó a independizarse y crear su empresa?

Patricia: “Todo inició como un grupo de apoyo, cuando decidí salirme de la compañía anterior tenía muchos clientes, y necesitábamos respaldo, empezamos a formar un equipo de gente de confianza que se fuera uniendo y de ahí fue la idea, empezamos a tener más refuerzos. Entonces vimos que estaba funcionando, la gente estaba a gusto, la gente tenía la confianza, sabía que con nosotros es seguro y fue cuando empezamos a decir que, “pues hay que formar algo más formal”.

¿Hubo algo que le dificultara llevar a cabo su iniciativa?

Patricia: “Nos ha costado mucho lograrlo, me han hecho llorar muchos choferes, porque desgraciadamente a veces no pueden ver que una mujer les sobre pase en algo o tenga más clientes que un hombre. Mucha gente cree que es fácil, creen que es fácil montar el negocio, hay muchas envidias, nos han separado, pero aquí seguimos”.

¿Cómo es que seleccionan a sus conductores?

Patricia: “Pues primero recibimos su solicitud de empleo, después los ponemos a prueba de trabajar una semana, durante esa semana se tienen que acoplar al grupo, el grupo lo está monitoreando todo el día, saben lo que hace, a qué hora llega, a qué domicilio llega, con qué gente está tratando, ya después de haber hecho la valoración se le da otra semana más para que ya se establezca dentro del grupo, ya una vez pasando al grupo se toma su documentación, se hacen todas las verificaciones y se le da la confianza”.

¿Cuántas mujeres son actualmente las que trabajan con usted?

Patricia: “Somos hasta ahora 5. Porque no hay tantas mujeres, desgraciadamente que manejen ahorita los carros. Pero por eso somos muy selectivos, tenemos gente bien seleccionada que sabemos cómo trabaja”.

 Entonces, ¿cuántos conductores son en total? Hombres y mujeres.

Patricia: “Somos 28 en total, trabajando todos los días todo el día”.

Hasta la fecha ¿alguno de sus conductores ha presentado algún robo a pasajeros, de cualquier objeto en algunas de sus unidades?

Patty: “No, al contrario, ha habido casos que olvidan celulares, y se han regresado, ropa se ha regresado, o sea luego, luego reportan, cuando se da cuenta el chofer, habla y dice; dile a tu clienta que olvidó algo atrás, todo se regresa. Porque una persona que ha sido leal a ti, tú también tienes que ser leal a él, yo así soy y así somos aquí”.

¿Las mujeres que piden sus transportes no muestran descontento cuando usted les envía un chofer hombre a su destino?

Patricia: “Para mí todos los choferes son iguales, si yo te mando a un hombre te va a dar la misma confianza de una mujer, vas a tener la plena confianza de que te va a atender y que te va a respetar. A mí me dicen por ejemplo “Oye Patty, mándame una mujer”, ¡No! no te voy a mandar a una mujer te voy a mandar a alguien de mi confianza, porque a veces son tantos los clientes que tenemos, que no nos abastecemos con los carros que son manejados por mujeres”.

¿Alguna vez algún pasajero la ha agredido física o verbalmente?

Patricia: “Agresiva físicamente no, pero o sea si se vuelan y para mí es una agresión el que se esté insinuando una persona porque yo en ningún momento ni siquiera me estoy prestando a eso, entonces lo que hago es decirle que le pare y no lo vuelvo a atender, en cuanto a agresión física por parte de clientes yo no he tenido”.

 ¿Qué medidas preventivas toma al encontrarse ante las insinuaciones del algún cliente?

Patricia: “Lo que hago es bloquearlos, porque yo no subo a gente que me dé problemas así de fácil, lo hago también por mi seguridad, no hay ese tipo de clientes conmigo. Tenemos una alerta en el equipo, una palabra clave entre los choferes. Pero si se brinda el apoyo, en cuanto pasa eso, todos dejamos lo que estemos haciendo y nos dirigimos hacia ellos, porque desde que salen nosotros sabemos dónde está cada uno”.

¿Qué medidas toma para salvaguardar al pasajero?

Patricia: “Pues la misma que mencionamos anteriormente, entre nosotros estamos comunicados y sabemos dónde anda cada uno y mediante nuestras claves cuando se necesite todos llegan al lugar y entre todos nos apoyamos”.

Para Patricia y su compañía lo importante no son la cantidad de sus clientes si no la lealtad y confianza de estos. Así también, lo primordial para la compañía entera es que los clientes reconozcan la seguridad que ofrecen.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.