Puede construirse vivienda vertical en el sur de Jalisco: especialista

Social

Puede construirse vivienda vertical en el sur de Jalisco: especialista

En una zona sísmica como la región sur de Jalisco, aun siendo cercana al punto donde chocan las placas tectónicas del pacífico, de Rivera y de cocos, es posible construir viviendas verticales como lo decretó el presidente Peña Nieto, aseguró Héctor Gómez Reynoso, miembro del Comité Técnico de Desarrollo de Infraestructura de la Red Universitaria de la Universidad de Guadalajara.

El Programa Nacional de Desarrollo Urbano 2014-2018, decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 30 de abril del 2014, estableció como política federal “impulsar con los ayuntamientos la adopción de reglamentaciones que establezcan porcentajes de vivienda social y vertical en los nuevos desarrollos”.

Al término de su conferencia “Riesgo sísmico” en la Expo Construcción 2017 en Ciudad Guzmán, Gómez Reynoso dijo que las y los arquitectos e ingenieros civiles recién egresados de las universidades deben capacitarse en la implementación de instrumentos que mitiguen la resonancia –intensidad de movimiento durante un sismo- de las construcciones. Les sugirió que estudien y utilicen aisladores sísmicos de base, sintonizadores de base y contratrabes.

“Sí –es posible construir en vertical aquí-. Una zona sísmica más fuerte es la Ciudad de México y ve los edificios que hay. Lo que pasa es que a quien más le pega la mayor parte de las veces es a la gente que menos recursos tiene, gente que hace sus construcciones como puede, como le dijo el compadre y como le ayudó a hacerlo, sin especialistas”.

Sobre los reglamentos de construcción, dijo que después del terremoto del 19 de septiembre de 1985 estos se han actualizado y que hoy son más sofisticados.

“Los reglamentos tuvieron una variación en el –año- 1997. Hubo un periodo de análisis, críticas […] se han venido modificando. En el 2005 Estados Unidos los modificó –sus reglamentos- y la Ciudad de México, Guadalajara y toda esta zona los vamos siguiendo, pero con mucha lentitud”.

Al preguntársele sobre las razones técnicas por las que edificios de reciente edificación se desplomaron debido al sismo del pasado 19 de septiembre, Gómez Reynoso dijo:

“Lo que alcancé a ver por televisión fue que la zona que atacó el sismo es muy lineal, se ve que hubo una falla en el terreno o hubo más bien un efecto de resonancia con mayor o menor magnitud en esa zona, y fue lo que tumbó los edificios. La zona afectada está muy bien definida, a lo que vi, es la zona donde estaba el vaso lacustre, donde estaba Tenochtitlán”.

Sobre lo que implica vivir arriba o cerca de una falla geológica, como la que atraviesa Ciudad Guzmán de noreste a suroeste, el profesor de la Universidad de Guadalajara dijo que ese es otro riesgo latente de sismo.

“El riesgo de vivir sobre y cerca de una falla geológica es el de un sismo. En Guadalajara, si mal no recuerdo fue en 1900, hubo un sismo en Estipac que tumbó el 60% de las construcciones y las torres de la catedral. No fue un sismo común y corriente, fue un gran sismo. Guadalajara está corriendo el riesgo de la recurrencia de ese sismo que es cada 97 años, y ya la pasamos”.

Gómez Reynoso insistió en que quienes trabajen en la industria inmobiliaria deben construir con conciencia, con apego a las normas y reglamentos y aprovechar los avances tecnológicos en el rubro.

“Herramientas como los aisladores sísmicos de base, los sintonizadores de base y las contratrabes  resuelven problemas sísmicos que antes no se resolvían. Tienes que enfrentarte a los problemas y resolverlos, pero resolverlos bien”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.