Brigadistas logran controlar dos incendios; el del Nevado de Colima, sigue en estado crítico

Ecología / Social

Brigadistas logran controlar dos incendios; el del Nevado de Colima, sigue en estado crítico

Las llamas aún no llegan al Parque Estatal ni al Nacional del Nevado de Colima, por eso es prioridad detener el crecimiento del incendio hacia esa zona. Sin embargo, no es sencillo, de repente aparecen fuertes ráfagas de viento que avivan el fuego y provocan que que continúe fuera de control.

Para atender un incendio, la Comisión Nacional Forestal tienen un orden jerárquico. Siempre serán prioridad apagar los que estén cerca o dentro de la mancha urbana, donde las personas estén en peligro; después, los cercanos a áreas naturales protegidas. Es por esta razón que preocupa y ocupa a las autoridades, el incendio del Nevado de Colima, pues corre riesgo un área de conservación.

“El Parque Nacional se convierte en una prioridad para nosotros por ser un Área Natural Protegida. Aunque todavía no ha llegado la lumbre al área de amortiguamiento, nosotros estamos conteniéndolo para que ya no avance hacia esa zona. Se pretende anclarlo para poderlo contener en la parte baja de estas faldas del nevado”, detalló Francisco Cortés, jefe de Protección de la CONAFOR Jalisco.

Hasta el corte de este sábado, la SEMADET informó que ya son 331 brigadistas los que trabajan en los cinco incendios del sur de Jalisco; junto con ellos, tres helicópteros, el Witari y el Fénix del Gobierno del Estado, además del Zeus del Gobierno de Guadalajara.

El funcionario de la CONAFOR puntualizó que los helicópteros son solo de apoyo, pues un incendio de esta magnitud, no se combate con agua.

“La ciudadanía pensaría que con la presencia de los equipos aéreos, es suficiente para apagar un incendio. Quiero comentar, que no es la técnica, para apagar un incendio. Un equipo aéreo nos facilita el podernos aproximar más, a la cabeza de un incendio, frenar o disminuir su velocidad en su avance. Eso le da la oportunidad a las brigadas que se encuentran en tierra, poder elaborar de manera segura, las brechas cortafuego”.

Los combatientes ya comienzan a ganarle la batalla a dos, el del predio El Fortín y también el del Floripondio; ya fueron declarados como controlados.

Sin embargo, el del Nevado de Colima es un caso particular, pues además del viento, la tipografía complica el llegar a algunas zonas y elaborar las brechas cortafuego, también, cada día que pasa, la temperatura sube, la humedad baja e incrementan los factores que propician el aumento de la agresividad del incendio.

Es debido a esta situación, que requirieron el apoyo de brigadas de la costa, la zona centro y municipios como Tapalpa, Chiquilistlán, Tecolotlán y Zapopan. Además, por si se llega a requerir, las brigadas del Ejército Mexicano y de los estados del norte del país, como Nuevo León, están listos para actuar, comentó Francisco Cortés.

Detallaron que al momento no tienen un estimado de área afectada en la región, pero que hasta el corte de la semana pasada, en todo el estado ya había una cifra de 13 311.02 hectáreas afectadas por 256 incendios.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.