¿Cómo cambió el Tuca?

Deportes

¿Cómo cambió el Tuca?

Con el paso de los años, los medios de comunicación han considerado a Ricardo “El Tuca” Ferretti como un hombre de carácter fuerte, a la vieja usanza y que difícilmente se retracta en cuanto a las decisiones que toma. Lo vimos en el 2004 cuando tuvo problemas con el paraguayo José Saturnino Cardozo, máximo goleador histórico y figura del Toluca y que después de dichos problemas ya no lo considero en sus planes.

En un antecedente más reciente, aseguró que Alan Pulido ya era tema del pasado, y que si regresaba después de su intento (o capricho) de jugar en Europa, no se reincorporaría al primer equipo, sino que lo iba a mandar a jugar con la filial. Ya todos conocemos la historia, Alan Pulido ha puesto su carrera en riesgo al no llegar a un acuerdo con Tigres e incluso ha tocado a todas las puertas posibles para que la resolución final sea a su favor.

Hoy en día, resultaba poco accesible la opción de que Ricardo Ferretti tomara el timón de la Selección Nacional. Y cada vez que su nombre tomaba fuerza entre las versiones de los distintos medios de comunicación, estos recurrían a las declaraciones del “Tuca” en el ya lejano año de 2008. Cuando el técnico brasileño aún dirigía a los Pumas de la UNAM, un periodista le preguntó si en algún momento dado le ofrecían la oportunidad de dirigir al Tricolor la tomaría. Nadie se imaginaba la respuesta que iba a dar.

“He sido candidato a la Selección Nacional ya cuatro veces. Y no me han ofrecido nada hasta ahora. La verdad prefiero ser barrendero que ser técnico de la Selección Nacional”, dijo tajantemente.

Esas declaraciones las dio en Marzo del 2008. Siete años y cinco meses después, es decir agosto del 2015, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Decio De María presenta a Ricardo “El Tuca” Ferretti como Director Técnico interino de la Selección Nacional.

Sucedió lo que aparentemente era imposible. Se dudaba que el hoy técnico de Tigres tomara las riendas de la silla más caliente del futbol mexicano y aún más si era de manera interina. Solamente dirigir cuatro partidos y marcharse, en mi opinión es de locos. Y más considerando lo que resultaría si  gana el pase a la Copa Confederaciones ante Estados Unidos ya que resultaría en ganancias millonarias no solo para las arcas de la Federación sino también para las dos televisoras que manejan los intereses del futbol mexicano.

Y que no me vengan a decir los miembros del nuevo organigrama a cargo de las cuestiones deportivas y administrativas de la Selección Nacional; Guillermo Cantú y Héctor González Iñarritu, que lo más importante de clasificar a la Copa Confederaciones a disputarse en el año 2017 en Rusia es conocer la sede y enfrentar a rivales de mas calidad. Nadie se la cree y todos sabemos sus verdaderas razones: el billete.

Eso sí, Ferretti puso condiciones para llegar al Tri. Así le fuera bien o mal, iba a dirigir solamente los cuatro partidos, el compromiso importante ante los Estados Unidos y tres partidos moleros como alguna vez los llamó el propio “Tuca”.

Lo que sí me quedó claro es que más rápido cae un hablador que un cojo y que ya es oficial, cualquier cosa puede pasar en nuestro bendito futbol mexicano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.