Edmundo: “El animal”.

Deportes

Edmundo: “El animal”.

Cuando se habla de jugadores brasileños siempre se recuerda a jugadores como Garrincha, Pelé, Rivaldo, Ronaldo o Ronaldinho, pero no siempre escuchamos hablar de otras estrellas cariocas que destacaron en el balompié. Este es el caso de Edmundo Alves de Souza Neto, apodado “El animal”.

Edmundo es lo más alejado al prototipo de lo que podemos denominar un jugador ejemplo. Contrario a lo que se designa como políticamente correcto, “El animal” además de destacar por su talento con el balón, era conocido como un jugador polémico, provocador, controversial y apasionado, dentro y fuera del rectángulo verde.

edmuu

Edmundo jugó en 13 equipos a lo largo de su carrera, pero siempre demostró su cariño por el Vasco da Gama. El jugador nacido en Niterói lo vivió todo con esta institución, debutó en 1992, ganó la Serie A brasileña en 1997 y en su última etapa con la escuadra en el año 2008, el equipo perdió la categoría y Edmundo disputó sus últimos minutos en el club donde todo empezó.

“El animal” fue despedido del Cruzeiro en 2001 ya que se dijo que falló un penal a propósito en un partido en contra del equipo de sus amores. Según lo  dijo fue por displicencia.

“No fue a propósito, estaba triste porque había quedado en el banquillo por primera vez en mi carrera”

Edmundo Alves fue un gran goleador y regateador; Potencia, técnica y desequilibrio puro que nunca tuvieron el reconocimiento merecido. Edmundo mismo declaró:

“Si no fuera tan cabeza dura, podría haber tenido más reconocimiento internacional”.

Edmundo también confesó que a principios de los 90 rechazó una oferta del Real Madrid ya que hubiera ganado menos dinero que en el Palmeiras; el ariete se arrepintió de esa decisión y admitió que fichar por el Madrid le hubiera dado mayor reconocimiento.

El delantero brasileño tuvo una gran amistad con Romario, y aunque fue una relación de muchos altibajos y una constante lucha de egos, formaron dupla de ataque en varios equipos como el Vasco, Flamengo y Fluminense. La relación de este par fue tan conocida que incluso se les dedicó una canción titulada “Romario y Edmundo: el rap de los Bad Boys”.edmundo 3

Dentro del campo “El animal” mostró el porqué de su apodo mostrando un raciocinio y temperamento dignos de una bestia; provocaciones, peleas, expulsiones y agresiones, la más recordada es la vez que golpeó en el rostro a un árbitro tras ser expulsado.

Otro episodio vergonzoso que involucró a Edmundo fue una de las peores agresiones que se ha visto en la historia del fútbol. El suceso se dio en los octavos de final de la Supercopa Sudamericana de 1995 en un partido entre Flamengo y Vélez en el cual los brasileños iban arriba 3-0 en el marcador. Tras una jugada en la que Flavio Zandoná dio un manotazo a Edmundo y el árbitro no marcó nada, Edmundo se levantó y provocó a Zandoná mostrándole 3 dedos en alusión al marcador para después darle una bofetada.

El jugador de Vélez respondió devolviendo la bofetada y posteriormente, una vez que Edmundo estaba de espaldas le propinó un puñetazo en la cara. El suceso siguió con Romario lanzándole una patada voladora a Zandoná y una batalla campal en el terreno de juego.

En declaraciones posteriores de Flavio “El Chino” Zandoná reconoció, que no estaba arrepentido y que lo volvería a hacer.

edmundo

“El animal” brilló con equipos brasileños como el Flamengo, Vasco da Gama y Palmeiras. En el extranjero jugó en varios equipos; pasó por Fiorentina donde formó un poderoso ataque con Gabriel Batistuta y Rui Costa, en Italia también  perteneció al Napoli para después marcharse a Japón. Tras su aventura en Asia volvió a Brasil donde jugó el resto de su carrera.

En una carrera llena de polémicas Edmundo  también protagonizó escándalos fuera del campo que van desde ser acusado de embriagar un chimpancé hasta haber pisado la prisión después de estar involucrado en un accidente de tráfico donde hubo víctimas fatales y el manejaba en estado de ebriedad; este último suceso mencionado ocurrió en 1995 y aunque Edmundo pudo haber estado preso más tiempo, gracias al trabajo de sus abogados, tras muchos años de recurrir a recursos legales “El animal” solo pasa una noche preso.

edmundo 2

Quizá el carácter animal de Edmundo Alves nos privó de ver su mejor versión pero aun así se le recuerda como una estrella. Edmundo se sigue dedicando al fútbol  pero ahora como comentarista de Fox Sports Brasil donde sin duda seguirá causando polémica con sus palabras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.