¿Es el inglés tan importante como todos dicen?

Opinión

¿Es el inglés tan importante como todos dicen?

Hace muchos años me dijeron que aprender inglés era absolutamente necesario para conseguir un trabajo, y muchos continúan diciendo lo mismo hoy en día. Pero, ¿será cierto que si saber inglés trae consigo mejores oportunidades de empleo, no saberlo, trae menos?

En México, hay una lista enorme de compañías extranjeras que únicamente contratan a aquellos que son capaces de comunicarse en inglés, especialmente las relacionadas con la tecnología; además, una vez contratados, los trabajadores se dan cuenta de que uno de los requerimientos para aumentar sus ingresos es mejorar su nivel de inglés por medio de una certificación.  Conjuntamente, hay muchos que cuentan que no fueron contratados por alguna compañía por la simple razón del nulo dominio del idioma; quizás tengan un Curriculum excelente y una gran experiencia, sin embargo, si hay alguien que reúna las mismas características, y además, tiene un buen manejo del inglés, usualmente, éste es el elegido.

En contraparte, existen numerosos trabajos para egresados con poca experiencia con salarios decentes, condiciones de empleo y, en algunos casos, un trabajo para toda la vida; en los cuales, el nivel de inglés tiene poca o nula relevancia (sírvase el ejemplo de trabajadores de gobierno e hijos de empresarios); incluso, hay profesionistas con salarios que pueden llegar hasta los 50 mil pesos y no necesariamente deben tener un dominio del idioma (por ejemplo, diputados, supervisores de la SEP, doctores…).

Pero todo es relativo, alguien dijo alguna vez. Depende de nuestros intereses personales, nuestro campo laboral, condiciones de empleo y competencias comunicativas que estemos buscando para poder indicar que saber inglés trae beneficios.

Dejando de lado el incremento de salarios, la promoción o las mejores oportunidades de empleo; hay varias razones por las que el inglés es tan importante como todos dicen. Primeramente, este idioma es el más estudiado a nivel mundial, lo cual quiere decir que, al visitar algún país donde ni el español ni el inglés sean el idioma oficial, habrá altas posibilidades de encontrar alguien con quien comunicarnos, en inglés, en lugares turísticos, en una gran ciudad, o, al menos, en el hotel. Por otro lado, un hablante de chino tiene menores posibilidades de comunicación en los lugares mencionados, y eso que éste es el idioma más hablado en el mundo.

Otra gran ventaja de hablar inglés es la información en el internet, pues podemos encontrar cientos de artículos, libros o videos en este idioma, y que podrían ser traducidos después de algunos meses, incluso años. Además, países con gran riqueza histórica, condiciones de empleo, calidad de vida, destinos turísticos y excelentes universidades tienen el inglés como lengua materna u oficial, tal es el caso de Inglaterra, Irlanda, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Sudáfrica, y, por supuesto, el lugar de ensueño para muchos: Estados Unidos.

Finalmente, si bien es cierto que aprender apropiadamente nuestro idioma materno trae ventajas cognitivas, mejores relaciones sociales y logros académicos, aprender un segundo idioma las incrementa. ¿Tiene que ser el inglés este segundo idioma? En efecto, no; pero, ¿traerá el inglés  las ventajas mencionadas anteriormente, además de otras tantas? ¡Sin lugar a dudas!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.