logo1
, Glasgow Rangers; el resurgir del fénix escocés

Glasgow Rangers; el resurgir del fénix escocés

El resurgir de la muerte, es el más poderoso mito que rodea a las narraciones provenientes de diversas civilizaciones con una anquilosada envergadura cronológica (egipcios, griegos, y romanos). A través de los milenios se generalizaría el poderío a ultranza del ave que nunca morirá, el fénix.

Como parte del recorrido mitológico que cada pueblo ha experimentado, se incrementó la gama de rasgos especiales que terminaron por estructurar el simbolismo más cercano a lo que actualmente se conoce. La conciencia colectiva pronto se familiarizaría con las características que ornamentan a esta ave, y que la hacen mantener un lugar especial dentro de la tradición oral, escrita y cultural.

, Glasgow Rangers; el resurgir del fénix escocés

Suscríbete a nuestro boletín

* Requerido

El significado, valor o resultado de dicha mutación etnocultural, tan solo incrementaría la imagen que según los relatos de personajes como: Heródoto, Plinio el Viejo  y  Epifanio de Salamina, era un ente que acaecía cada 500 años para volver a resurgir de entre sus cenizas. A los hechos que han acompañado el surgir de esta vetusta ave, se une irremediablemente el concepto victorioso de un ser sobre la muerte. En una transposición de los elementos básicos de la lógica y que auspician directamente el nacimiento de intertextos, en la mayoría de los casos, preponderados por las acciones relevantes de unos cuantos.

En el meteórico paso del fútbol por la vida del hombre, se han gestado algunas historias que se pudieran articular al mito del legendario ser que rompe las cadenas creadas por Thanatos. A dichas versiones se conjugan preponderantemente los hechos de instituciones emblemáticas que después de gozar un periodo triunfal, sufrieron la caída hasta el nivel menos esperado. El más reciente ejemplo que la actualidad deportiva ha obsequiado, es el originado bajo el cielo escocés, en el año dos de la segunda década del nuevo milenio, Glasgow observaría el inicio de la catástrofe de uno de sus moradores eternos: Glasgow Rangers, entidad fundada en 1872 y que estaba inmersa en problemas económicos que lo predestinaban a bajar de categoría.

La institución más laureada del país británico (54 ligas, 33 copas y  27 copas de liga) tenía que salvaguardar su prestigio y luchar por la permanencia, ahora en los tribunales de la capital Edimburgo. El primer estigma que marco a la historia del equipo, sería el que se llevó a cabo con la mutación del tradicional nombre: Glasgow Rangers por el The Rangers Footbal Club, además de la severa problemática que se avecinaba en la liga local, a causa de los derechos de transmisión que disminuirían, afectando a la mayoría de los clubes pequeños. A pesar de la extenuante pugna, el veredicto final sería la disolución del club y la máxima liga profesional, además del rechazo de las dos categorías subsecuentes de albergar al equipo de la casaca azul, por lo que el único sitio de alojamiento fue la cuarta división profesional.

, Glasgow Rangers; el resurgir del fénix escocés

Con el destino demarcado en la lejana estancia futbolística, el club inicio con el pago a su condena al torneo siguiente. A pesar de contar con nuevo nombre, dueños y a no poder fichar jugadores de otros equipos, cada uno de sus encuentros celebrados en el estadio Ibrox, su sede desde hace más de nueve décadas, se llevarían a cabo, en medio de una abrumadora cantidad de personas que establecerían un record mundial en divisiones inferiores.

La odisea se estableció por dos años hasta obtener el pase a la segunda categoría, en la antesala del máximo escaño, los llamados protestantes se jugarían la vida en cada encuentro en pos de la promoción, misma que perderían en 2014 ante el modesto Motherwell, para en el año siguiente lograr por fin el tan ansiado pase a la liga de honor. En el trayecto menor a un lustro, el sueño de una fanaticada que vas más allá de las fronteras de Escocia, se hizo posible, su equipo está de regreso en la división a la que abandono por errores propios. Además de volver a escribir la historia aparte que representa el juego ante su acérrimo rival: Celtic.

A través de los paralelismos en el destino de cada quien, es donde las dualidades encuentran el modus vivendi para establecer una correlación en los hechos que se dispersan entre la mitología y las acciones que engloban al fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad