Padres de familia vigilarán destino de recursos en CBTIS 226

Educación / Social

Padres de familia vigilarán destino de recursos en CBTIS 226

Tras dar a conocer a través de este medio de comunicación la denuncia ciudadana que padres de familia y alumnos del CBTIS #226 de Ciudad Guzmán emitieron sobre un presunto caso de desvío de recursos, el director de la institución llamó a los papás para crear la asociación de padres de familia y que sean ellos los gestores y administradores de los recursos, pues incluso autoridades federales señalaron la cuenta bancaria como irregular.

“Al parecer esta cuenta tiene algunos problemas de aspecto legal, algo no está muy bien. Desafortunadamente esta información debió ser manejada con un poco más de confidencialidad, pero la situación política y social que prevalece en el plantel en estos días nos obliga a externarlo y a decir las cosas como son. Tenemos que mover el dinero de la cuenta para ponerlo en una cuenta distinta. Pero también por todo esto surgió una inquietud muy grande por padres de familia de la creación de la sociedad de padres de familia, en nuestra institución no existe la sociedad de padres de familia, existe la figura de lo que es el patronato, pero las funciones son distintas. A petición de padres de familia y alumnos se está citando a una reunión a conformar de manera oficial la sociedad de padres de familia, esto va a resultar en que los recursos que se obtengan van a ser manejados por los padres. Aquí cambia el concepto, nosotros vamos a generar las necesidades como institución y la sociedad de padres de familia tendrá que solventar esas necesidades”, explicó Efrén Pérez Ortega, director del CBTIS #226 de Ciudad Guzmán.

Respecto al deterioro del inmueble y la falta de herramientas tecnológicas y materiales que los alumnos señalaron, mencionó que son los estudiantes los responsables de la situación, pues aseguró que los jóvenes lejos de cuidar sus espacios y utensilios de trabajo, los destruyen.

“Yo creo que el problema principal radica en el deterioro de las cosas por el uso que se les está dando o el uso indebido que le dan. Hay situaciones en las cuales es difícil creer que son derivadas de un uso normal o racionado de las cosas. Si nosotros traemos un pupitre y los entregamos pintado al inicio de semestre y si a los dos meses el pupitre tiene ralladuras con marcatextos o marcador indeleble, pues luego resulta que no lo hizo nadie. Si nosotros tratamos de poner tapas y contactos en los apagadores en las instalaciones eléctricas, pues las tapas no se caen solas, ni los cables se exponen solos, así como un pizarrón no se desprende solo del muro, alguien tuvo que quitarle los tornillos y demás”, detalló Pérez Ortega.

En la denuncia, las alumnas dijeron sentirse acosadas e incómodas por el personal de intendencia, a los que las autoridades argumentaron que no se han percatado de ningún caso de acoso en el plantel pero que ya tomaron algunas acciones para prevenir una posible situación que incomode a las señoritas.

“Si alguien denuncia anónimamente algo, pues deja muy pocos elementos o muy pocas cosas que pueda uno investigar. Ya tomamos acciones y hablamos con el personal de servicios generales y les dimos la instrucción precisa que no se presenten en el área donde las niñas están ensayando para evitar ese tipo de situaciones que se pudieran presentar, pero insisto con la parte del anonimato tan fácil y sencillo como venir y decir señor director tengo un problema, este señor no me gusta cómo me mira, me dice algo o me insinúa algo y por supuesto que tendremos que tomar las medidas pertinentes”, añadió la autoridad escolar.

Agregó que toda esta problemática no debió de hacerse pública por los alumnos ya que para él se trata de un tema interno, por lo que invitó a estudiantes y padres de familia a estar en constante comunicación y expresar sus inquietudes de manera personal antes que con la prensa o cualquier persona externa a la institución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.