Pole Sport, el deporte que debe vencer una cultura llena de estereotipos

Deportes

Pole Sport, el deporte que debe vencer una cultura llena de estereotipos

Por: Isabel Guadalupe Rosales Ramírez

 “Yo no le veo la diferencia entre una patinadora de hielo, una acróbata o una gimnasta a una poler”, Itzel Orozco.

Maestra y alumna certificada por la Federación Mexicana de Pole Sport (FEMEXPOLE), Itzel Orozco es la única instructora de Pole Sport en Zapotiltic, Jalisco, y hasta inicios de 2020, la segunda en toda la región sur de la entidad. Itzel abrió las puertas de su estudio y explica por qué el Pole Sport debe llegar a ser considerado un deporte olímpico:

“En la Federación Mexicana de Pole Sport nos enseñaron un libro con figuras (posiciones en las que el cuerpo debe ser colocado). Yo no encuentro la diferencia entre una patinadora de hielo, una acróbata o una gimnasta a una poler (deportista que practica el Pole Sport), porque al final son posturas muy similares. Es una disciplina complicada que creo que vale la pena que esté en los Olímpicos. Porque no contentos con que debes de ser fuerte y flexible, aparte hay que soportar mucho dolor. Entonces, siento que es un deporte de respetarse.”

¿Cómo fue empezar en un municipio pequeño donde las personas no conocían el deporte?

Creo que sigo picando piedra en esta región porque tienen un concepto erróneo. La gente lo enfoca directamente a los clubs nocturnos, strippers o teiboleras. Hay que educar a la sociedad, es falta de cultura, es una cultura muy fea. Tienen un enfoque muy distinto. Al principio fue prácticamente un escándalo de boca en boca en este pueblo. Algo así como: “Ey, ¿ya vieron la foto de Itzel? ¡Subió la foto en un tubo!”.

¿Qué habilidades desarrollan tus alumnos?  

Deben desarrollar fuerza, elasticidad y resistencia. Y tienen que concientizar a su cuerpo para las posiciones (figuras). Tienen que ser precisas para evitar cualquier tipo de lesión.

¿Y sobre los hombres?

Tengo alumnos hombres. Un joven de 13 años y otro chico de 24. Uno de ellos lleva en las clases 6 meses y el otro, 9 meses. Los dos sin pena: figura que logran, figura que suben a sus redes sociales.

¿Has escuchado comentarios negativos dentro de la comunidad?

No han recibido malos comentarios, de hecho, yo leo los comentarios en sus posts: “eso está padrísimo”, “felicidades”. Siento que es la vestimenta. Cuando ven a las polers en pequeños shorts y tops les parece sensual. Pero yo no le veo la diferencia a que salga una nadadora con micro-bikinis o una patinadora con leotardos muy ajustados. Están haciendo exactamente lo mismo. Es la cultura.

¿Deseas enviar un mensaje al público?

 Que se animen a intentarlo. Hay muchas variantes del Pole: a quien le guste algo más formal, existe el Pole Sport. Hay Pole Fitness, que es más sencillo, y como tal, con eso te ejercitas. Está el Pole Art, que es más interpretativo (…) hay que bailarlo y contar una historia al igual que los bailarines, pero utilizando la acrobacia y los elementos del Pole. Y está el Pole Exotic (…) que sea exótico no significa que sea vulgar ni obsceno, se practica en tacones, pero no son normales, se llaman pleasers y son específicamente para bailar al pole: tienen una altura de 8 pulgadas en delante (más de 20 centímetros de altura). La principal diferencia del Pole Exotic al Pole Sport es que el Pole Sport es 90% del tiempo sobre el tubo y el Exotic es el 70 u 80% haciendo acrobacia en el piso.

Actualmente, Itzel tiene alumnas de 7 hasta 35 años de edad y dos alumnos hombres. Continúa preparándose como entrenadora de Pole con clases particulares en Guadalajara, Jalisco. Y, dentro de dos meses comenzará a impartir la disciplina de Pole Exotic en su estudio.

One Comment

  1. Les recomiendo las clases!!!!!!!!!!!!!!!!!, SU MAESTRA DULCE ES EXCELENTE!!!!!!!! Y evidentemente SU ALUMNA ITZEL OROZCO TAMBIÉN 😉 😉 😉 [email protected] ESPERAMOS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.