¿Te has preguntado si en otros países celebran el día de muertos?

Cultura

¿Te has preguntado si en otros países celebran el día de muertos?

En 2015, El Museo Británico de Londres realizó una exposición dedicada al Día de Muertos. Cuatro días llenos de música, danzas, exposiciones de productos artísticos, talleres, conferencias, y más. Todo dedicado y centrado a la tradición del Día de Muertos en nuestro país.

Al recordar esto, se puede mencionar que junto a Inglaterra con esta exposición, hay algunos países que en ocasiones han celebrado el Día de Muertos mexicano, tales como Japón, Rusia, o ciudades de Estados Unidos, considerando la grande cantidad de mexicanos ubicados en ese país.

Con ello, en lugar de sólo pensar qué países han realizado eso, también uno puede preguntarse si en otros países existe alguna celebración similar o relacionada al Día de Muertos, presentando distintas formas de hacerlo, distintos rituales, creencias, e incluso distinta comida.

Es por eso que las siguientes naciones son sólo algunas en el mundo que celebran su propio “día de muertos”.

Irlanda

Desde el año 100 d.C. se realiza el “Samhain” en Irlanda, la cual dio origen al Halloween. El “Samhain” significa “final de la cosecha” y se sigue llevando a cabo el 31 de octubre, ya que en esa fecha los antiguos celtas almacenaban provisiones y sacrificaban ganado para la llegada del invierno. Ellos creían que en la noche cuando celebraban esta festividad, los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo, por lo que encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus.

En la actualidad, a esta tradición se le conoce como Halloween y es muy popular entre los irlandeses. Entre los platillos típicos que se preparan está un dulce llamado Barm Brack, dentro de la cual se esconde un anillo y una pequeño palo. Cuenta la leyenda que si encuentras el anillo, te casarás pronto, y si encuentras el palo, tendrás un próspero año.

Inglaterra

El 31 de octubre los ingleses celebran la llamada “Noche de Todas las Almas”, la cual es una mezcla de dos fiestas tradicionales: el festival de “Samhain” y el Pomona Day.

Para festejar, preparan platillos como el “Elixir de la Bruja” que está hecho a base de zumo de arándanos, manzana, naranja y uva, “Los Gusanos de Halloween”, preparado con noodles de huevo, y los “Dedos de Brujas”, que son varitas de pollo. También están los “Los ojo-bola”, que consisten en bolas a base de chocolate, vainilla y mantequilla de cacahuete. Los ingleses acostumbran adornar sus casas con figuras de brujas y monstruos.

Escocia

En Escocia, también con tradiciones celtas, se realiza la celebración del “Samhain”, al igual que Irlanda.

Una de las tradiciones surgidas en las montañas de Escocia consiste en un ritual en el que los hombres jóvenes traspasan sus granjas al anochecer con antorchas para proteger a su familia de los espíritus malignos que deambulan esa noche. Por su parte, las mujeres pelan una manzana frente a un espejo iluminado por un candelabro, si consiguen hacerlo en una sola tira de cáscara, podrán ver la imagen de su futuro marido en el espejo.

Haití

El 2 de noviembre se festeja el Fet Gede o Día de Todas las Almas. Las calles de Puerto Príncipe se llenan de personas vestidas de rojo y negro, los colores de los espíritus de sus antepasados, y van al cementerio a participar en el rito sagrado. Allí todos se colocan debajo de la cruz del Barón y de Maman Brigitte. Algunos vierten café y ron al pie de las cruces en forma de ofrenda, mientras que otros dejan pan, cacahuetes o maíz.

La “Mambo”, o sacerdotisa,  asesina una gallina en una ceremonia que sirve para liberar a todos de influencias malignas. La “Mambo” queda “poseída” por Maman Brigitte y comienza a predecir los hechos que supuestamente ocurrirán el año próximo. Después moja la cruz con ron y la enciende en llamas. También visitan las tumbas de sus amigos y familiares, y hablan con ellos.

China

El festival Ching Ming es para los chinos lo que el Día de Muertos es para  los mexicanos. Se celebra el 4 o 5 de abril en el calendario solar, o el día 106 en el calendario lunar chino. La festividad comienza aproximadamente diez días antes y diez después del Chin Ming, y puede llegar a durar hasta un mes.

Se originó en el año 600 a.C., cuando Jie Zi Dui salvó la vida de su amo enfermo alimentándolo con su propia pierna. El amo quiso hacerlo ministro para agradecerle, pero Jie se negó y se fue a vivir a las montañas. Para hacer que regresara, el amo ordenó prender fuego a las montañas, pero Jie prefirió morir quemado en vez de regresar. Con remordimiento, el amo decidió conmemorar el aniversario de la muerte de Jie apagando el fuego.

En este día, los chinos arreglan y limpian las tumbas de los fallecidos, colocan velas y se reúnen para comer y rendir homenaje a los fallecidos. También se quema dinero como símbolo de prosperidad y, al final todos se arrodillan para rezar.

De igual forma, cuelgan en sus puertas pequeñas ramas de sauce, que es símbolo de luz y enemigo de la oscuridad, para protegerse de los espíritus malignos. Creen que si no lo hacen en su próxima vida volverán convertidos en perros amarillos.

Mientras el sol está presente los chinos juegan al fútbol, vuelan cometas y apuestan en peleas de gallos y carreras de perros. La tradición dice que no debe encenderse fuego este día y por ello no se puede cocinar, de ahí que realicen “La Fiesta De La Comida Fría”. Los alimentos que se ofrecen a los antepasados en sus tumbas son fríos.

Tailandia

En Tailandia se realiza el “Phi Ta Khon”, el cual es una celebración con música y desfile de máscaras. Los jóvenes se disfrazan de espíritus y  fantasmas para hacerles bromas a las personas, mientras que los monjes recitan la historia de la última reencarnación de Buda.

El festejo surge con una leyenda en la que el príncipe Vessandorn, en su penúltima vida de Buda , salió de viaje durante tanto tiempo que sus súbditos lo olvidaron, e incluso dándolo por muerto. Cuando el príncipe regresó, la gente lo celebró con tanto ruido que hasta los espíritus despertaron y se unieron a la fiesta.

Este festival se celebra el primer día de las fiestas budistas conocido como “Boon Para Wate” y puede ser en mayo, junio o julio. Tiene una duración de tres días; en el primero se disfrazan de monstruos, en el segundo danzan y apagan las antorchas para señalar un final y el tercer día todos se reúnen en el templo Wat Ponchai para escuchar el mensaje de Buda recitado por los monjes. Cuando termina el festival, las máscaras se tiran al río Man.

India

El Mahalaya es de gran importancia para la comunidad hindú, pues marca el comienzo de un año lleno de paz. El rito consiste en rezar para invocar a los espíritus pasados. Se adora a las almas y se piden varios deseos para conseguir estar en paz el resto del año.

En el día de Mahalaya Amavasya hay una conjunción de la luna y el sol, y durante este periodo los que ya se fueron bajan al mundo para ocupar la casa de sus descendientes. La fecha depende de los ciclos y la posición de la luna; a veces es el último día de la primer quincena de septiembre, exactamente cuando hay luna nueva.

En la radio de todo el país se transmiten himnos sagrados y mantras. Cuando oscurece, la gente le reza a la Diosa Durga para que ahuyente a los demonios. Algunos también toman un baño sagrado en el río Ganga mientras piden por sus familiares fallecidos.

El origen de la celebración se basa en el héroe de Mahabharata Karna, quien al abandonar su cuerpo mortal se fue al cielo, y ahí todas las obras de caridad y limosnas le fueron devueltas. Karna recibió oro y plata, pero no encontró comida, la cual nunca regaló a los necesitados cuando vivía en la Tierra. El héroe le rezó al dios de la muerte, y éste le permitió regresar a la Tierra para reparar su error. Durante ese tiempo en la Tierra alimentó a los pobres, y cuando volvió al cielo, encontró comida en abundancia para su nueva vida.

Corea del Sur

El Taeborum (Gran Luna) es el día en el que los coreanos rinden homenaje a sus antepasados y alejan al demonio y a la mala suerte, indicando la luna llena el inició de la celebración.

Las familias se reúnen en el cementerio y rezan recordando a sus seres queridos. Algunos compiten en una marcha a la cima de una montaña para apreciar la luna, y el primero en llegar es premiado con “buena suerte” para el resto del año. Estando ahí, los campesinos piden deseos y predicen el año observando un círculo de luz. Si es blanco significa abundantes lluvias, si es roja es que habrá sequía, y si es gris el hambre castigará a la región.

El festejo se realiza quince días después del Año Nuevo chino, es decir, aproximadamente a mediados de febrero o marzo. La tradición exige que se deben consumir frutos secos en cantidad equivalente a la edad ya que los crujidos al morder asustarán a los espíritus y demonios.

Como comida típica para este día está el “Okokbap”, el cual es un plato hecho de arroz cocido con mijo, judías rojas y nueve tipos de hierbas, que se acompaña con verduras secas como calabazas, berenjenas y rábanos. Se cree que con esta platillo la población no sufrirá el fuerte calor por el resto del año.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.