En Zapotlán piden justicia por Tlatelolco

Social

En Zapotlán piden justicia por Tlatelolco

A 50 años de la matanza de Tlatelolco la sociedad reclama justicia y exige verdad, no solo por los hechos del 68, sino también por los desaparecidos de Ayotzinapa y los miles de desaparecidos en todo el país. Piden a la población no olvidar estos hechos que han vulnerado los derechos, la libertad, la dignidad y el valor humano.

Para conmemorar estos acontecimientos jóvenes del Centro Universitario del Sur y del Seminario Diocesano del Señor San José en Ciudad Guzmán, se reunieron este dos de octubre para iniciar una serie de actividades que terminarán hasta el día 16 de este mes en Casa del Arte del CUSur.

El programa se titula “Sombras del 68” e inició con un antimonumento en el que los jóvenes plasmaron su indignación ante la represión, la violencia y la injusticia que impera en el país y que permite que día a día sucedan acontecimientos en que estudiantes, jóvenes y mujeres sean desaparecidos, violentados, asesinados, callados y reprimidos.

Con las fotografías de cada uno de los desaparecidos en Iguala Guerrero y velas, fue como crearon el antimonumento, al que le dedicaron un minuto de silencio en memoria de todos los que han perdido la vida y que sus muertes han quedado impunes.

En seguida los jóvenes se reunieron en un conversatorio donde hablaron de cómo fue que cientos de universitarios perdieron la vida en manos de militares y fuerzas policiacas nacionales aquel día de octubre.

 “A las seis de la tarde comienzan a circular los helicópteros cerca de la Plaza de las Tres Culturas y de uno de ellos cae una bengala de color verde, en unos minutos cae una segunda bengala y justo cuando toca el piso comienzan los disparos de uno de los edificios en los que estaban los oradores estudiantiles, incluso uno de ellos no pudo concluir su participación porque fue interrumpido por los disparos. Entonces los disparos iniciaron desde arriba, para ese momento los militares ya estaban dentro del lugar, cuando dispararon los del Batallón Olimpia y lo que hicieron los militares fue contestar porque se creyó que los estudiantes habían iniciado los disparos”, detalló Ángel Guzmán, ponente del conversatorio.

En el lugar también charlaron sobre derechos humanos, específicamente los que les arrebataron a los estudiantes y a los padres de familia que jamás supieron de sus hijos, a la comunidad estudiantil y a la sociedad en general que merece conocer la verdad.

 “No hubo una situación de legalidad, todo fue de manera inapropiada, los encerraban en Lacumberri, a los que bien les iba y ni siquiera sabían cuál era su estatus jurídico o cuál era su situación, muchos de ellos ni siquiera estaban registrados. Sin embargo, no fueron los únicos afectados ya que se afectó directamente como victimas secundarias a los familiares, a los que no se les dio certeza jurídica de lo que ocurrió, que no supieron dónde quedaron sus familiares.  Se les negó el derecho a la justicia hasta la fecha, se les negó el derecho a la verdad y saber el destino de las personas desaparecidas. Ese es un problema que prevalece hasta el día de hoy, el Estado ha estado fallando en decir la verdad”, explicó Jorge Leonardo Flores Heredia, Visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Las actividades de “Sombras del 68” incluyen un conversatorio en el que participará Ana Ignacia Rodríguez, dirigente del movimiento estudiantil del 68, que se realizará el próximo martes nueve de octubre a las seis de la tarde en Casa del Arte del CUSur.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.