Maestros de Ciudad Guzmán marchan en contra de la reforma educativa

Educación

Maestros de Ciudad Guzmán marchan en contra de la reforma educativa

Alrededor de 160 profesores de diferentes centros de educación básica de la región sur de Jalisco, salieron a las calles en punto de las seis de la tarde de este viernes, con el fin de manifestar su descontento ante la reforma educativa.

La marcha de docentes en contra de la reforma laboral educativa en la que uno de sus pilares es la evaluación de los maestros, partió desde las instalaciones del Centro Regional de Educación Normal de Ciudad Guzmán, para dirigirse casi de manera directa hacia Plaza las Fuentes en el Centro Histórico de la ciudad.

La marcha comenzó con unas 80 personas, sin embargo, al cabo de unos minutos se incorporaron nuevos manifestantes quienes no solo eran maestros ni trabajadores de la educación sino se apreciaban también civiles que se unían a la causa de manera repentina.

Luego de haber comenzado la caminata, la comitiva se detuvo en las instalaciones del comité municipal del Partido Revolucionario Institucional donde lanzaron algunas consignas, dentro de la que destacó una que pedía la evaluación también para los funcionarios públicos.

Al llegar al Centro Histórico de la ciudad, la comitiva era de alrededor de 160 personas con diferentes pancartas y lonas que rezaban distintas peticiones. Los marchantes se detuvieron  frente presidencia municipal en donde leyeron sus peticiones y pidieron a la presidenta municipal de la ciudad, Bertha Alicia Álvarez del Toro, que saliera y atendiera sus prerrogativas.

Fernando Pinto Fajardo, profesor, se dirigió a los demás docentes convocados.  Pinto Fajardo comenzó diciendo que el examen con el que se ha comenzado a evaluar a los maestros, dista  de ser integral y que éste no puede ser la base de su trabajo magisterial. Expresó que en días previos la prueba se les aplicó a algunos maestros en el Instituto Tecnológico de Ciudad Guzmán y que estos no resultaron beneficiados con los resultados, por lo que para él y los demás trabajadores de la educación les lleva a pensar que la prueba está mal elaborada y solo busca el despido injustificado de cientos de docentes.

Fernando Pinto exhortó también a los regidores y diputados para que suspendan la evaluación y dijo, a su vez, que los maestros no le temen a la evaluación, sin embargo, sí a la corrupción que a vista de ellos está asentada en toda la reforma laboral educativa.

Por último Pinto Fajardo hizo un recuento de las escuelas que pararon labores para apoyar la causa en contra de la reforma laboral educativa. El informe que dio dicta:

Paro de labores:

  • 10 Centros de preescolar
  • 31 Primarias
  • 6 Telesecundarias

Volanteo:

  • 48 Centros  preescolares.

Luego el dirigente dijo que la lucha en favor de sus derechos y en contra de la reforma está teniendo frutos, arrojó que en la anterior marcha convocada en la capital del estado, más de 500 trabajadores de la educación en la región sur de Jalisco salieron a las calles tapatías a apoyar la causa y cerca de unos 8500 docentes lograron convocarse de distintas zonas del estado. Por último, Pinto, dijo habrá una nueva manifestación para este miércoles en la capital de la entidad, y que por el momento no se contemplan nuevas marchas en el municipio zapotlense debido al proceso de clausura que cada centro educativo lleva a cabo de sus ciclos escolares.

La opinión pública se encuentra dividida. Algunos se muestran a favor de los maestros, argumentando que la reforma es un intento más del gobierno federal por cuartar y limitar los derechos de los trabajadores educativos, y que dicha reforma solamente obedece a los intereses privados del gobierno y no al bienestar de los maestros y el sistema educativo en general. Mientras que otros se posicionan a favor de la reforma pues aseguran que ésta terminará beneficiando al sistema educativo mexicano y limitando los privilegios de algunos docentes, dicen también que con esta reforma educativa  se conseguirán maestros mejor preparados y actualizados.

Sin embargo a pesar de las discordancias, algunos concuerdan en que las marchas no ejercen demasiada presión y que deben buscarse otras alternativas que de verdad orille a las principales esferas del gobierno a llegar a un acuerdo con los protestantes. Y que si bien, sería aventurado juzgar tajantemente a alguno de los dos “bandos” sí urge un gobierno más receptivo y sobre todo más aterrizado en las necesidades de sus ciudadanos.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.