Filosofía Metrológica

Cultura

Filosofía Metrológica

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Buffer 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Posterior a la presentación como articulista por parte del comité editorial de El Suspicaz, considero como acto de atención a los seguidores de este medio, explicar en breve lo referente al término Metrólogo, así como de mis inquietudes de investigador.

Filosofía Metrológica

La metrología es la ciencia de las mediciones; tanto a nivel científico, técnico-industrial, como legal. La metrología es la ciencia de las mediciones ya su vez el arte de la exactitud.

En la mente de los iniciados en la metrología se escucha la conciencia con un« ¡soy metrólogo!: pretendo ser: exacto, veraz, justo, preciso y objetivo… pero reconozco que la incertidumbre me domina». Para tratar de explicar este llamado es útil describir algunos eventos que han marcado no solamente la historia de la metrología sino que la historia de la ciencia y la humanidad.

La metrología es una actividad que encontramos todos los días a cada paso: al registrar los datos de nuestros hijos en el expediente escolar con su talla o estatura, peso y tipo de sangre; cuando seleccionamos un paquete de cereal en el supermercado y revisamos cual puede tener mejor contenido nutrimental; al inflar el neumático o el balón a la presión correcta; al llenar el tanque de combustible; o al reducir la velocidad del auto de camino al trabajo para evitar una foto-infracción.

La metrología está ligada íntimamente con el sentido de la justicia, tan es así que en metrología es común escuchar los términos ajuste, exactitud, veracidad y precisión.

Una de las representaciones más antiguas de esto la encontramos en el juicio de Osiris o el juicio de los muertos de los egipcios.

De acuerdo con la mitología o religión de la cultura egipcia en el tercer milenio antes de cristo, se tienen hasta dos muertes, la primera es la física, la del cuerpo, y la segunda probable es la del alma. Alcanzar el paraíso de los egipcios dependerá del resultado de la medición o pesaje del alma.

En la Duat la sala de las dos justicias, el inframundo, se realiza la psicostasis pesaje del alma, realizada por Anubis dios de la muerte con cabeza de chacal, quien utiliza una balanza de dos platillos; comparando el corazón Ib del difunto, que representa su pensamiento intelectual, su conciencia y moralidad, contra la pluma de Maat símbolo de la verdad, la justicia universal, equilibrio y armonía cósmica. Si el resultado del pesaje nos es favorable para el difunto, sufrirá la segunda muerte, siendo devorado por Ammyt la devoradora de los muertos, león con cabeza de cocodrilo y piernas de hipopótamo.

metrología y mediciones

Los datos obtenidos experimentalmente durante el pesaje son registrados por Thot, dios de la sabiduría, la escritura, la música, los conjuros y hechizos mágicos con cabeza de ibis, que actúa como escriba. Los resultados son presentados por Horus ‘el elevado’, dios celeste con cabeza de halcón, iniciador de la civilización egipcia, llevando el Anj ‘cruz de la vida’, símbolo que acredita la inmortalidad y el renacimiento.

La evaluación de la conformidad del resultado es aprobada por Osiris, dios de la resurrección, símbolo de la fertilidad y regeneración del Nilo; es el dios de la vegetación y la agricultura. Durante todo el proceso de medición están presentes testificando delante de ellos, 42 demonios que fungen como asesores o auditores.

El pesaje de las almas, no es ajeno a las religiones judeo-islámicas-cristianas, lo cual será realizado por el arcángel San Miguel, el día del arrebatamiento, antes del día del juicio final. El arcángel Miguel, es el jefe de los ejércitos de Dios; él tocará la trompeta el día del arrebatamiento, y es el encargado de frustrar a Lucifer o Satanás en su intención de llevarse las almas al infierno. Suele ser representado pesando las almas en la balanza. ¡Esperamos que el día del arrebatamiento nos llegue con una balanza bien calibrada!

Siguiendo en el contexto de las religiones judeo-cristianas, el mismo Jesucristo [0…33 d.C.] dijo, quedando escrito en Lucas 6:38 y Mateo 7:2:

«Den, y se les dará… Porque con la medida con que midan a otros, se les medirá a ustedes»

«Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes»

Mientras que en la Torá -la ley- judía, y la Biblia cristiana en el antiguo testamento (1490…1405 a.C.) quedó escrito en el Levítico, libro tercero de Moisés, del Pentateuco, 19:35-36.

«No cometan injusticia en los juicios, ni en medidas de longitud, de peso o capacidad. Usen balanzas justas, peso, medida y sextuario justos»

Transportándonos al siglo XIII en la época del oscurantismo, en el Medievo, encontramos al franciscano inglés Roger Bacon [1212…1294], alumno de Robert Grosseteste -el de cabeza o mente grade-, [1175…1253]. Bacon influenciará con sus teorías para establecer la separación entre la teología y la ciencia. Propuso el método experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo y con esto el nacimiento del método científico de la mano de la metrología, y conceptos como los puntos fijos y la incertidumbre al reconocer que no existe medida perfecta, ¡salvo que seas Dios del cielo!

«…no existe medida perfecta de una magnitud continua, excepto cuando se hace por medio de magnitudes continuas indivisibles, por ejemplo, por medio de un punto y ninguna magnitud puede ser perfectamente medida a menos que se conozcan cuantos puntos individuales contiene y dado que estos son infinitos, su número no puede ser conocido por criatura alguna, excepto por Dios, quien dispone cada cosa en número, peso y medida…»

«La matemática es la puerta y la llave de toda ciencia»

Sin embargo, es hasta la época del Renacimiento siglos XV…XVII, con eminentes hombres enciclopedistas como por ejemplo: Dante Alighieri, Miguel de Cervantes en la literatura humanista, Leonardo da Vinci y Galileo Galilei en las ciencias, por mencionar a los más reconocidos. Del italiano Galileo [1564…1642], hombre clave en la revolución científica, nos dice sobre la metrología una frase que sigue siendo vigente hoy en día:

«Mide lo que sea medible y haz medible lo que no lo sea»

La edad Moderna llega de la mano con la culminación de la revolución francesa (1789…1799) a finales del siglo XVIII, detonadora de pensamientos independentistas en América con sus ideales liberales sintetizados en frases como:

«Libertad, Igualdad y Fraternidad»

«Un solo rey, una sola ley y una sola medida»

De los frutos no sólo filosóficos y liberales revolucionarios, sino que también científicos tenemos los siguientes ejemplos:

El filósofo, economista y químico francés, Henry Antoine-Laurent de Lavoisier [1743…1794] considerado el creador de la química moderna, nos dice con respecto al sistema decimal por encima del duodecimal, el de las docenas.

«Nada más grande ni más sublime ha salido de las manos del hombre que el sistema métrico decimal»

El famoso militar francés, Napoleón Bonaparte [1769…1821], después de su destacada participación en la revolución francesa, ya como emperador gobernante, introduce oficialmente el sistema métrico en 1799 tanto en Francia como en sus zonas de influencia. Originalmente el sistema métrico decimal francés incluía un calendario decimal, el cual constaba de 12 meses de 30 días, 3 décadas de 10 días que sustituyen a la semana, el año iniciaba en el equinoccio de otoño, sólo se empleo en Francia de 1796 a 1806. Fuera de este calendario republicano francés, el cual fue abolido por Napoleón, este reconoce que:

«La batalla más grande que la ciencia ha librado a través del siglo XVIII, ha sido haber vencido a la naturaleza, tomándole el Sistema de Pesas y Medidas»

 La influencia de los ideales liberales de la revolución francesa, llegaron a México con los conspiradores antes del inicio de la Independencia en 1810. La influencia de la metrología y el sistema métrico decimal francés llegaría oficialmente a México después de los tiempos revueltos, hasta 1857 con Ignacio Comonfort y su ratificación por Benito Juárez en 1861.

La metrología ha evolucionado cronológicamente de mediciones mecánicas y físicas, a eléctricas, químicas, electrónicas y nano-escalas hasta los albores de la metrología cuántica.

La metrología forma parte de nuestra vida diaria, de forma consiente e incluso inconsciente cuando realizamos actividades como: medir, calcular, estimar, tantear, pesar, sopesar, tarar, balancear, calibrar, ajustar, verificar…

Gracias a la metrología, a un termómetro calibrado y a un horno caracterizado, Ray Bradbury supo que un libro se convierte de cartón, papel, tinta y letras a sólo humo y cenizas, después de inflamarse en el fuego a una temperatura de 232,8 °C (451 °F) y retornar a su espíritu etéreo.

El poeta español Antonio Machado nos recuerda la mesura, compendio de la filosofía metrología:

Es el mejor de los buenos, quien sabe que en esta vida, todo es cuestión de medida: un poco más, algo menos…

Roger Bacon

Galileo GalileiAntoine Lavoisier
Napoleón Bonaparte

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− 6 = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>