Elotes, antojo mexicano

Gastronomía

Elotes, antojo mexicano

Trolelote, esquite, elote preparado, granos de elote son tan sólo unos nombres por lo que se le conoce a la preparación de elotes.

Siendo uno de los principales antojos de los mexicanos me di a la tarea de investigar más sobre su preparación.  La palabra elote proviene de la palabra náhuatl elotitutl que significa mazorca tierna, cosa que diferencia el elote del maíz.

Ciudad Guzmán era mejor conocido por ser uno de los lugares con mayor producción de maíz.  Con el tiempo se han cambiado las siembras, pero la alimentación con maíz sigue siendo parte de los guzmanenses.

Buscando elotes fue que conocí a Eric Alejandro Martínez Juárez, quién tiene 8 años trabajando en un puesto de elotes conocido como “el kioskito”, ubicado en el centro Histórico de Ciudad Guzmán, en la calle Prisciliano Sánchez y quién, además, en un futuro, tiene pensado hacer productos derivados del elote.

“El negocio lo inició mi hermano, Carlos, y ya cuando vimos que le empezó a ir bien nos empezamos a unir y se empezó hacer un negocio familiar. Hoy en día lo administro yo, [pero] sigue siendo un negocio familiar. En este año cumplimos 9 años y vimos esa oportunidad aquí porque hace 9 años no se veía nada de esto. 

Para mi [el elote] es más que nada un antojito mexicano. Aquí en Ciudad Guzmán más que nada somos mazorqueros. Anteriormente me decía mi abuela que todos los alrededores de aquí de Guzmán eran de puro elote, puro maíz pues, y ahorita ya no hay nada, se ha ido acabando.”

Tanto la siembra del maíz como el tiempo de cocción del elote requiere tiempo y dedicación. Aproximadamente el tiempo que tarda en cocinarse es de 3 a cuatro horas y se debe dejar a fuego lento para que el elote pueda tener un mejor sabor.

El tiempo de cocimiento cambia dependiendo de si es un elote entero o si es un elote ya rebanado, ya que el entero dura menos tiempo, tarda entre 1 y dos horas.

“Tenemos un proceso para la elaboración de nuestro elote. Primero vamos y conseguimos que los elotes estén en buenas condiciones y pues que puedan ser del día de ahí hacemos la selección, lo pelamos, lo rebanamos, lo lavamos y de ahí se empieza con el cocimiento.

Tenemos algunos ingredientes especiales que le dan un toque diferente, un secreto de familia, más que nada de la abuela que nos lo regaló. “

En México existe una gran variedad en cuanto a la preparación de elotes, podemos encontrar desde los tradicionales que son los elotes sólo cocidos con agua y sal, hasta lo que viene siendo el esquite, que es el elote preparado con cualquier otro ingrediente, que puede ser con chile, limón y sal o hasta preparado con pollo, que es el caso de los elotes en el pueblo mágico de Peña de Bernal, en Querétaro, donde existe una gran combinación de sabores con los granos de elote.

“La variedad de elotes que vendo son 5, manejamos el tradicional; el kiosquito que va con mayonesa, crema y queso; el elote gourmet que tiene frituras, tiene queso, cacahuate, ajonjolí, queso y mayonesa; el otro que tenemos es el tostielote, y un dorilote.

Creo y aseguro que fuimos los primeros en iniciar con unas papas en todo México. Anteriormente viajábamos y nunca lo habíamos visto en ninguna parte. A mi hermano mayor se le antojó así, y de ahí lo fuimos promoviendo.

Tenemos otro que es el 3 quesos, este lleva queso amarillo, queso blanco y el queso que manejamos aquí que es el queso seco oreado, y aparte, lleva champiñones y piña.”

Sea de cualquier forma que lo pidas, el elote, se debe de disfrutar con una buena salsa ya sea de cacahuate, de aguacate, chipotle o hasta el chile polvo.

“Lo que caracteriza a nuestros elotes son los aderezos y los picantes, yo los considero auténticos porque sí ha habido quién los tiene, pero no tiene nada que ver con los nuestros. “

Si hay algo que tienen los elotes es que los puedes encontrar en cualquier lado, ya sea con algún vecino que los vende, en la esquina de la cuadra, con los señores que pasan en su triciclo vendiendo por las calles o en el centro de la ciudad.

“Tenemos 6 sucursales, y ahorita están trabajando solo 5. También tenemos una camioneta que anda en varias colonias. Ahora, por la pandemia, tuvimos que iniciar así.”

Y aunque no hay un horario para consumirlo, el elote puede estar en nuestras mesas a la hora que lo deseemos y, además, puede acompañarse con cualquier tipo de bebida. Todo depende de qué sabores queramos disfrutar.

Así que, si andas con el antojo de un elote aquí en el Centro Histórico de Ciudad Guzmán, en el kiosco 8B, tienen la opción de llegar a alguno de los puestos de Eric, para así degustar cada grano de elote con alguno de los sabores que “el kioskito” nos puede ofrecer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.