Estudiantes de CBTIS 226 señalan acoso e irregularidades en administración de cuotas

Educación / Especiales

Estudiantes de CBTIS 226 señalan acoso e irregularidades en administración de cuotas

Alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios, (CBTIS 226) José María González de Hermosillo, de Zapotlán el Grande denunciaron de manera pública a través de este medio de comunicación falta de mantenimiento y equipamiento en la institución educativa, a pesar de la recaudación económica, por lo que exigen instalaciones dignas para el aprendizaje y culpan a las autoridades administrativas de posible desvío de recursos.

“El CBTIS ha sido tomado por la mejor escuela de Ciudad Guzmán, pero se está yendo al caño en los últimos años. Queremos manifestar que no hemos visto ninguna mejoría ni crecimiento en la escuela ya que el cobro del ingreso es alto y no tenemos la infraestructura ni herramientas para nosotros estudiar”, comentó una de las jóvenes estudiantes, quienes pidieron permanecer en el anonimato para evitar represalias de parte de las autoridades escolares.

Ante la situación, un grupo de estudiantes liderado por la sociedad de alumnos, hizo ver a algunos padres de familia el reporte financiero del director, contrastado con las fotografías que conforman su archivo referente a las condiciones de la institución, ante esto, papás y mamás que acudieron estuvieron de acuerdo con exigir al director que rinda cuentas de manera detallada sobre el destino del dinero de las cuotas.

“Si esa aportación no se está viendo reflejada, necesitamos que nos diga dónde está ese dinero. Nos interesa saber qué está pasando con el dinero. Lo más rápido que podemos hacer es un escrito y que cada uno de los padres de familia firmemos y se lo hagamos llegar al director con un tiempo en que nos tiene que dar una respuesta”, comentó uno de los padres.

El oficio lo que buscaría conseguir es auditar al director para que muestre facturas de la adquisición de productos o servicios, así como del ingreso de recursos a la institución, aseguraron que a la par, buscarán que la Secretaría de Educación también se involucre, además de la conformación de una Asociación Civil de Padres de Familia que esté para vigilar el ejercicio de los recursos.

Para esto, lo que se acordó, comunicar a la mayoría de padres de familia la situación para poder actuar y así exigir que el director transparente los recursos.

Otra de las quejas de los estudiantes, es que aseguran que se les prohíbe el ingreso al plantel sino visten el uniforme completo que representa a la institución, sin embargo, esto no fue apoyado por los padres de familia, quienes también les exigieron portar el uniforme escolar.

“Como padres de familia, nosotros vamos a exigirles a ustedes que son nuestros hijos, que vayan con el uniforme (…) ustedes cumplan con su parte”, dijo uno de los padres.

Además, mencionaron los estudiantes que esta no es la única anomalía que han detectado, sino que también han sido víctimas de acoso sexual, incluso las alumnas dicen sentirse incómodas en diversas situaciones con personal de intendencia.

“Tenemos dos intendentes, son los únicos que están para limpiar toda la escuela y lo único que hacen es esperar a las niñas que traen falda para estarlas viendo. Incluso una vez que ensayamos las niñas de la tabla rítmica, los intendentes le dijeron al coreógrafo que si no íbamos a ensayar en frente de donde estaban ellos sentados para ver cómo estaba la coreografía, incluso cuando ensayamos en la cancha de básquetbol supuestamente van y se ponen a barrer pero se ponen a ver a las niñas y me parece que eso es una falta gravísima a lo que la Reforma Educativa está planteada ahorita, porque es un tipo de acoso porque las niñas nos sentimos súper incómodas porque al estar bailando los intendentes son groseros y volados y no es correcto que un señor de sesenta y tantos años de edad esté viendo a las niñas de 16 0 15 años que estamos bailando”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.