Lo ambiental es político

Opinión

Lo ambiental es político

El cuidado de la naturaleza es un acto que requiere de responsabilidades compartidas y así debe asumirse, nuestros actos sí importan, por lo que la búsqueda para incidir de manera positiva en los entornos que cohabitamos debe ser una constante. Desde luego esa búsqueda deberá venir acompañada de resultados positivos.

El Derecho a un medio ambiente sano para el desarrollo de las personas, puede incluirse dentro de los catalogados como derechos humanos de tercera generación, los cuales integran derechos colectivos de sociedades, pueblos o grupos y son abordados bajo un enfoque de solidaridad. Por lo que, el papel del sector público es de especial relevancia. Lo ambiental es político pues implica que desde espacios de toma de decisiones se tracen e impulsen agendas, se destinen presupuestos y se generen consensos y acuerdos para la resolución de problemáticas. Esto bajo un enfoque garantista y que tome como base el derecho que tenemos de un ambiente sano para nuestro óptimo desarrollo y también para las futuras generaciones. Cuidar de nuestro hogar común es un aspecto que debe posicionarse fuerte dentro de las agendas.

El periodo electoral ha iniciado y las precampañas están próximas. Con ellas, como es natural, inicia una disputa por el poder desde diversas expresiones políticas. Por lo que es importante hacer un llamado para que las agendas ambientales se aborden con seriedad y transversalidad. En nuestro municipio, la acción por el clima y el medio ambiente, no puede seguir en un segundo plano.

¿Qué podemos hacer en Zapotlán?

Está claro que a todas y todos nos interesa vivir en entornos seguros, sanos y armónicos. Esa idea en lo general está clara, pero desde el abordaje hecho hasta ahora, es importante visualizar líneas de acción que permitan cumplir con los objetivos. De manera enunciativa y a título personal, considero importantes los siguientes aspectos solo como puntos mínimos a desarrollar y que hasta ahora, han quedado cortos en su alcance:

  1. Hacer efectivos los mecanismos de regulación hacia la agroindustria: Producir reduciendo los impactos generados al ambiente es posible y además, es necesario.
  1. La Laguna deber ser vista como un sistema vivo. Las acciones que se han hecho al interior de ella abonan a su restauración, pero nada estará completo si no se trabaja desde una visión de cuenca.
  1. Es necesario que el gobierno municipal cuente con una estructura sólida en medio ambiente. Que sea capaz de posicionar, comunicar y ejecutar la agenda ambiental municipal y que sea parte indispensable en la toma de decisiones.
  1. El trabajo realizado desde Cultura del Agua debe ser fortalecido. Gobierno, instituciones educativas y sociedad debemos avanzar de manera efectiva y constante en el cuidado y uso responsable del agua en el municipio.
  1. La apertura a la participación ciudadana debe ser una constante: La toma de decisiones debe ir acompañada de la población y hacerla parte activa en la construcción de una ciudad verde, ordenada y conectada.
  1. La visión en torno a los residuos no debe estribar únicamente en la recolección y disposición final, es necesario impulsar políticas que incentiven su gestión integral en donde la primera línea de acción esté en la reducción.

El tiempo nos está alcanzando, pero aún es mucho lo que podemos hacer. No perdamos esta oportunidad de apostar por lo que nos pertenece; nuestro patrimonio natural. La ciudad, el valle y nuestra Laguna es un mismo sistema que confluye con las montañas que le rodean y en donde todo está conectado. Recomponer ese equilibrio es una labor titánica, pero es necesaria.

Debemos emprender un desarrollo que no separe lo natural de lo social, para eso, es necesario un sistema de gobernanza que sea sólido y ponga al centro el bienestar de las personas y el aprovechamiento sostenible de los elementos naturales. Desde lo local podemos trabajar en construir una ciudad incluyente y sostenible; incentivar la educación ambiental; conservar espacios naturales y hacer del cuidado al medio ambiente un asunto de todos los días y que nos competa a todas y a todos.

Por nuestra subsistencia y la de las generaciones que vienen, la lucha por ecosistemas sanos es posible y debe emprenderse en colectivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.