Dueño de bar replica: reglamentos no entregó oficios sobre disposiciones por Covid-19

Social

Dueño de bar replica: reglamentos no entregó oficios sobre disposiciones por Covid-19

Durante este fin de semana entró en vigor la disposición por parte del gobierno municipal de Zapotlán el Grande de que todos los bares deberían de cerrar a las 10 de la noche. De lo contrario se les impondría una multa, clausura del lugar e incluso el retiro de la licencia del lugar.

Fue el propio Jefe de Inspección y Vigilancia, Leonardo Cisneros, quien afirmó que este fin de semana habían clausurado el bar La Bodega por no acatar las normas. Además, comentó que no conocían el nuevo reglamento. Sin embargo, el mismo dueño del bar César Horacio Murguía Chávez explicó que en ningún momento clausuraron el bar, el cual sigue en función. Si bien reconoce que no conocía la disposición, fue debido a que en ningún momento les hicieron llegar de manera oficial esta norma.

“Yo no estaba enterado del video que subió Pepe (Guerrero) porque no estoy pegado a las redes sociales. Yo tengo este negocio que me absorbe la mayor parte del tiempo, y el otro que no está ahorita mi socio conmigo, por lo cual ando vuelto loco de arriba y para abajo. Entonces yo jamás me enteré del comunicado que saca Pepe”.

Por su parte, el Jefe de Inspección y Vigilancia explicó que a todos los bares y restaurantes se les había informado sobre las normas. No obstante, el dueño de La Bodega mencionó que, por lo menos a ellos, no se les informó, sino hasta este lunes por medio de un regidor.

“Yo me entero días después por voz del regidor Juan José que el jueves habían tenido una junta donde habían aprobado que los comercios en este caso restaurantes y bares tenían que cerrar a las 10 de la noche. Me entero por tu publicación que les habían informado a todos. Yo veo al regidor al lunes, y apenas el lunes vi la publicación (la disposición)”.

Otra de las declaraciones del Jefe de Inspección fue que el bar no contaba con permiso, no obstante César Horacio mostró el permiso otorgado por el ayuntamiento. Incluso el día del incidente, una persona identificada como Jorge Castañeda de reglamentos les hizo saber que tampoco sabían de la existencia del bar.

“Yo estaba en la puerta, y veo que llega la camioneta de reglamentos. Se baja, yo los recibo y me dijo “nosotros no sabíamos de ti si no es por un perifoneo que andaba en la calle anunciando tu evento”. ¿Cómo no sabían de mí? No sé, aquí te estoy mostrando el permiso que tengo por parte de ellos, está vigente, me dijeron que me lo iban a estar renovando durante el tiempo que resta de aquí a diciembre”

Permiso vigente y sellado

Durante la visita de reglamentos, ellos le dijeron al dueño del bar que podían quedarse hasta las 10 y media de la noche y cerrar con la gente que ya tenía adentro, por lo que hasta el momento no había multa o algo similar.

“Entonces él me hace la indicación “puedes trabajar hasta las 10 y media de la noche”. Fueron sus palabras textuales. “Cierras la puerta y te puedes quedar con la gente que tengas dentro”. Por cuestión de pandemia, no puedo meter más personas de lo permitido de acuerdo a lo que me marca el reglamento. De entrada, yo no puedo poner en riesgo la inversión que hice ahí por una tontería y un capricho”.

Denuncia intimidación

Fue hasta las 11 de la noche que reglamentos regresó, ahora con elementos de la policía. César Murguía detalló que en ningún momento les mostraron la normativa que indica que tenían que cerrar a las 10 de la noche todos los bares.

“Llegan alrededor de la 11:15 de la noche el (Jorge Castañeda) acompañado de Seguridad Pública, entran y me dicen “te dije que hasta las 10 y media podías trabajar”. Porque si yo voy y te tengo que avisar te digo “oye en base a esto, en base al reglamento a las 10 de la noche tú tienes que cerrar la puerta y las 10 y media tiene que estar totalmente cerrado”. A mí la persona que fue de reglamentos no me hace la indicación, y si a ti no te dan una indicación concreta lo deja a tu interpretación”.

El dueño del bar añadió que la policía se comportó de manera intimidante pese a que en ningún momento hubo comportamiento violento por parte del personal del bar y clientes.

“Yo creo que han de haber sido unos seis u ocho policías. Iba incluso el comandante, que hasta donde yo me he dado cuenta, jamás hace rondines con ellos, curiosamente llegó el comandante con ellos. Se meten al negocio, el único que tendría derecho de entrar es él (el comandante de policía) y si en caso de que nosotros nos opusiéramos y nos pusiéramos violentos en ese caso traen a la fuerza pública, de otra forma no tendrían por que entrar al negocio. Legalmente no tienen derecho de entrar, y se metieron y andaban entre las mesas. Eso se llama intimidación ¿Por qué? Porque nadie se opuso, nadie les dijo nada”.

Finalmente César Murguía explicó que si bien pagará la multa, peleará la misma porque sea menor la sanción ya que el representante de reglamentos en ningún momento le mostró la disposición del gobierno municipal y en ningún momento le hicieron llegar un comunicado oficial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.