El “Gigante Agroalimentario” de políticos y empresas no jaliscienses que acaba con bosques y agua del sur

Especiales

El “Gigante Agroalimentario” de políticos y empresas no jaliscienses que acaba con bosques y agua del sur

Los gobiernos estatales y municipales de Jalisco de al menos los últimos ocho años, han posicionado al estado como el “Gigante Agroalimentario de México”. Parte fundamental de este eslogan, es la región sur de Jalisco.

El aguacate es la “imagen” de este fenómeno. Este fruto, de acuerdo a registros del doctor Alejandro Macías, investigador de la Universidad de Guadalajara y autor del libro “La agroindustria del aguacate en el sur de Jalisco”, detalló que, desde antes del año 2000, ya había algunas huertas de aguacate en la zona, pero sin éxito.

Fue a raíz de la apertura del mercado estadounidense al aguacate michoacano, que la industria vio en Jalisco potencial para cubrir la demanda del mercado nacional que abandonó Michoacán.

Así comenzaron a llegar productores, precisamente del estado vecino, y consolidaron al sur de Jalisco como su segunda casa.

Pero no sería hasta a partir del año 2010 que comenzó el crecimiento de esta agroindustria en la región, al grado de en tan solo nueve años, prácticamente casi triplicar la cantidad de hectáreas plantadas.

De acuerdo con el Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno Federal, Jalisco pasó de tener en 2010, ocho mil 468 hectáreas plantadas de aguacate, con una derrama económica anual de más de 370 millones de pesos; a contar con 22 mil 528 hectáreas plantadas y una ganancia de tres mil 72 millones de pesos anuales en 2018.

Tras esto, las autoridades han vendido la idea de que la agroindustria trajo empleo al estado, además, es un detonante de la economía principalmente de la región sur.

Pero también ha traído una serie de problemáticas relacionadas con el medio ambiente; la pérdida de los bosques y el agua del sur de Jalisco.

En este reportaje se abordarán ambas temáticas desde un punto de vista de la investigación periodística. Se tomará como referencia, los acuíferos de Ciudad Guzmán y Jiquilpan.

Está dividido en tres entregas, que puedes consultar dando clic en cada una de las imágenes a continuación:

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.