Pan de muerto, una tradición que se fortalece con el tiempo

Gastronomía

Pan de muerto, una tradición que se fortalece con el tiempo

El día muertos no solamente es un día feriado en el país, sino que es uno de los días con mayor tradición y arraigo cultural de la gente. Un día que no solamente se limita a altares de muertos, sino que también la elaboración de las calaveritas, la visita con música al panteón a quienes ya no están en este mundo y la producción de pan de muerto.

Dentro de Zapotlán el Grande, se encuentra el señor Misael Ceballos Munguía, quien comenzó con la elaboración de pan cuando apenas tenía 13 años. En un inicio solo preparaba bolillo o birote antes de entrar al mundo del pan dulce.

“Yo creo que tenía unos 13 años cuando empecé, obviamente a enseñarme, no llegué a los 13 años ya sabiendo. Pero desde entonces no supe hacer otra cosa, yo soy panadero desde que tenía 13. Entonces empecé haciendo birote, de antes cuando se usaban “las tiras”. Nosotros le decíamos tiras de 4 pedazos, ahorita ya donde quiera son dos pedazos nomás”.

El señor Ceballos narró que no fue sino hasta hace 15 años, durante su estancia en Puebla, que comenzó con la elaboración de pan dulce. Con ello, la producción de pan de muerto. Estando allá se vio en la obligación de enseñarse a elaborar pan dulce.

“Fue como hace unos 15 años, porque fue cuando andaba yo en Puebla. Es que aquí en Ciudad Guzmán no fui “bizcochero”, yo aquí en Guzmán me dedicaba al puro birote. Yo al pan dulce lo empecé a trabajar cuando andaba por otros lados, Guadalajara, Puebla, todo eso. Pero allá sí me tuve que enseñar a esto (pan de muerto)”.

Misael contó que la elaboración de pan de muerto suele hacerlo con ingredientes tradicionales, sin sabores artificiales, ya que el mete ralladura de cáscara de naranja. Además de que él no sustituye ingredientes por otros como algunos otros panaderos acostumbran, actividad que le resta calidad al pan de muerto.

“Pues la verdad, déjame decirte que hay una cosa de la que me jacto y no solamente por mí, pues porque aquí está mi vieja viéndome y vigilando es que le eches el material como es. Todos lo que somos panaderos sabemos cómo se hace el pan, a unos les sabe más malo que a otros porque desgraciadamente son más tacañones y le quitan material. Entonces yo aquí procuro, lo hago como es, porque yo no le hecho agua pa´ empezar. Yo es pura leche y le ando buscando de la bronca”.

El señor Misael narró que lo importante de la elaboración del pan de muerto está en dejar reposar la masa, ya que haciendo el pan no se tarda demasiado.

“Una pieza de pan pues que te tardas, o sea que más bien lo tardado sería la revoltura, el hacer la masa, y esperar a que esté lista. Porque no es nada más revolver los materiales y ya ponerme a hacer el pan. No, tienes que revolver la masa y dejarla su tiempo, su fermento. Ya una vez fermentada pues 100 piezas las hacen en 20 minutos”.

Pan en tiempos de pandemia

Por otra parte, la pandemia ha afectado distintos comercios y actividades. Sin embargo, Misael comentó que en cuanto a la venta exclusivamente de pan de muerto no le va a afectar tanto, ya que de igual manera la gente seguirá comprando para llevar a sus casas y altares.

“Lo de la pandemia puede que sí afecte porque no vas a estar como muchos que en estas fechas se van ahí a la puerta del panteón y se llevan bandejas llenas. Ahora pudiera ser que por ese lado pudiéramos considerar que sí afecta. Pero en realidad no creo que afecte tanto porque la gente de todas maneras va a hacer sus altares en sus casas. Entonces el pan se va a vender igual, ya el que diga que sí afecta es porque quiere más”.

En cuanto a la venta en general del pan que hacen de lunes a sábado, el señor Ceballos relató que esta pandemia sí les afectó por varios meses. Llegando un momento donde consideraron cerrar la panadería debido a las bajas ventas. No fue sino hasta hace 15 días que apenas lograron recuperase.

“Sí bajó mucho la venta, ya ahorita parece que se está acomodando. Ahorita ya tenemos como 15 días que tengo que levantarme a las 3 de la mañana para alcanzarlo a hacer porque sí se nos aumentó y nos está yendo re’ bien. Pero sí, desde cuando nos encerraron, cuando hubo la mentada cuarentena para acá, se fue para abajo bien feo. Nomás porque Dios es bueno si no desde cuando hubiéramos cerrado el changarro porque había días que no salía ni lo del material”.

Don Misael estará vendiendo pan muerto durante el día de muertos y días después. Sin embargo él lo hace por encargo y deja algunos cuantos en la panadería. Por lo que si alguien está interesado puede acudir al negocio ubicado en Cuauhtémoc  #284 colonia centro o llamar al 341 158 0726 para hacer su pedido y recogerlo en la panadería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.